miércoles, 15 de septiembre de 2010

La ratonera

La primera vez que oí hablar sobre ella estaba, si mal no recuerdo, en 7º de la extinta -desde hace ya tanto- EGB. Tendría, a la sazón, 12 años de edad y un buen día un nuevo compañero, llegado ese mismo comienzo de curso de Cataluña, me comentó que había leído algunas novelas suyas y resultaban de lo más amenas. Me hablaba de Agatha Christie y a mí, seguidor empedernido de Holmes, Dupin y otros insignes detectives, me despertó la curiosidad hasta el punto de empezar a leer sus obras y descubrir que el personaje de Poirot me encantaba (junto a su inseparable Hastings) aunque, la verdad sea dicha, siempre fui más seguidor de Miss Marple.

Hace precisamente unos días recordaba, por una casualidad, algunas obras de Christie y los buenos y lejanos tiempos de los años 80 con esa Miss Marple a la americana que era Jessica Fletcher, encarnada por una siempre adorable Angela Lansbury en la serie de televisión “Se ha escrito un crimen”. Así que anoche, justo cuando el reloj pasaba las doce, al disponerme a enviar por Internet un trabajo (y quedar "libre", por fin) me encontré con el buscador de Google vestido de gala para celebrar hoy el 120 aniversario del nacimiento de la autora inglesa, cuyos libros han sido durante lustros los más leídos después de la Biblia y de la obra de Shakespeare -al menos según aseguran algunos medios- y decidí que hoy, tal como tenía pensado, volvería a subir el telón de Homo libris pero con ella como protagonista.


Agatha Christie nació en Torquay, al sur de Inglaterra, el 15 de septiembre de 1890, y sus novelas y cuentos de intriga son sinónimos de diversión, de entretenimiento y misterio. Durante unos años, a lo largo de esa adolescencia cuasi eterna y, a un tiempo, inexplicablemente fugaz, devoré literalmente un libro suyo tras otro (casi todos en la querida edición de bolsillo de la editorial Molino), y la verdad es que recuerdos como el del crucero por el Nilo, disfrutando de la muerte bajo el sol o las vistas aparentemente tranquilas de la campiña inglesa a través de las ventanas de un tren resultan sencillamente maravillosos, por no hablar del gélido soplo del viento entre los vagones del Orient Express.

Una de sus obras más conocidas, representada durante décadas en los teatros londinenses, me gustó especialmente, La ratonera (Tres ratones ciegos), pero en realidad muchos de sus libros resultan inolvidables: Telón, la obra de despedida de Poirot, pero no la última escrita por la autora, con la que Agatha Christie pretendía evitar la molesta supervivencia del personaje a su padre intelectual (como ocurriese con el Holmes de Conan Doyle); Diez negritos, un verdadero clásico donde la claustrofobia por el encierro en la isla junto al asesino se manifiesta con una fuerza inusitada o El asesinato de Roger Ackroyd, de la que podría afirmar que es mi novela favorita y la mejor de la autora si no fuese porque, a poco que lo piense, me vienen a la mente más y más títulos para competir por el primer puesto.

Novelas de lectura ligera, qué duda cabe, pero que vinieron a marcar una forma de escribir novela policíaca y nos dejaron a dos de los detectives más universales del género, además de algunos otros menos recordados, como el matrimonio Beresford.

Desde hace tiempo tengo, perdido en la estantería, el primer caso de Poirot dispuesto para su relectura, ahora en inglés. Tal vez haya llegado el momento. The Mysterious Affair at Styles me espera...

¡Feliz misterio!

13 comentarios :

lammermoor dijo...

¡Ah! La ratonera la leí primero como obra de teatro; luego, ya como novela.

También aquí consigue organizar el misterio alrededor de una canción infantil. Y en un ambiente cerrado, como el de Diez negritos -otra de sus obras magistrales.

Me hubiera encantado verla interpretar en Londres. Por desgracia, la vi en una versión de Maria Luisa Merlo en que hacía de la propia autora. ¡De las peores obras de teatro que vi en mi vida!

Silvia dijo...

Qué horas de placer adolescente me has recordado, engullendo aquellos libros de tapa acartonada cuyas hojas amarilleaban con el paso dell tiempo de una forma especial. Aún están en un lugar de mi biblioteca. Y entre todos ellos recuerdo especialmente "El espejo se rajó de parte a parte"...
Como siempre, un placer pasar.
Saludos

Javier 16 dijo...

El libro de iniciación a la entomología es una pasada, sobre todo, en cuanto a calidad precio. trataré de hacerle un huequecico para atacarle duro.

Gracias por el asunto.

Saludos.

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Ah, la Gran Dama del Crimen! Empecé a leer a Christie de pequeña porque la madre de una amiga mía era muy fan y, como yo leía y su hija no, me pasaba todos sus libros favoritos. El año pasado me releí "La venganza de Nofret". Quizás ha llegado la hora de releer alguna novela de Poirot... XD
¡Un abrazo!

loquemeahorro dijo...

Me ha encantado compartir contigo tú historia de iniciación con A.C., parece que todos tenemos una, viene a ser como "qué estabas haciendo cuando te enteraste del 11-S" o algo así.

En mi casa SIEMPRE hubo libros de esta autora, y mis hermanas los leían habitualmente, no recuerdo que la descubriera porque era de mi familia. Eso sí, me acuerdo que me hermana me fue leyendo cuando "Matar en fácil" poco a poco, supongo que esa fue "mi primera vez"


También recuerdo que un tío mío tenía en su cuarto la coleción casi entera de (por supuesto) la Ed. Molino, probablemente los únicos libros que jamás viera en casa de un pariente mío, y menos todavía con pinta de que alguien se los hubiera leído :-)

La Belle Dame Sans Merci dijo...

Off Topic: Y supongo que tú ya habrás visto esto otro:

http://www.scifiworld.es/noticias.php?id_noticia=7983

^^
¡Besotes!

Homo libris dijo...

Lammermoor, yo leí La ratonera justo al revés: la descubrí primero como novela corta y después, al saber que era realmente una obra de teatro, la busqué hasta poder leerla así. Ha sido siempre una obra de teatro que me habría encantado ver (en Londres), aunque no vi la de Mª Luisa Merlo porque, fatalmente, me enteré tarde de que estaban representándola aquí en Andalucía. Una lástima, aunque por lo que nos comentas no sé si hasta cierto punto fui incluso afortunado.

¡Silvia, ay, cómo traes a mi memoria aquellos libros! Los míos ocupan también un buen espacio de una de las estanterías de la biblioteca y la verdad es que me dan ganas de recuperar alguno. Aunque empezaré con el título que tengo aquí en inglés, que es uno de los "objetivos" del año (académico) entrante.

El placer es mío por contar con vosotros en mi humilde morada, aunque otras, como es el caso de la tuya, estén mucho mejor decoradas, jejeje.

Javier, me alegra que te gustase el libro. A ver si comento algo sobre él por aquí, que tengo una entrada relacionada pendiente (aunque, para quienes no sean muy amigos de los insectos que se tranquilicen: va a ser una entrada digna de Homo libris antes que del Trotalomas, jeje).

Homo libris dijo...

¡Alienor, qué buena tu historia con Agatha! Así que la madre de una amiga no-lectora se afanaba en hacerte seguidora suya, jejejeje. Me encanta. :D

La verdad es que sí, yo este verano me proponía releer alguna novelita suya y finalmente no lo hice. Así que lo haré ahora... quemando el tiempo hasta que el invierno termine por llegar. ;)

Loque, la verdad es que es lo más bonito de estas historias, porque compartimos con quienes queremos y sabemos que nos comprenden estos recuerdos y, a cambio, vuelven magnificados, reflejados en múltiples espejos afines pero diferentes.

Tu historia de iniciación es también genial, con tu hermana leyéndote a la Dama del Crimen y llevándote a conocerla.

En cuanto a los libros en la casa de los familiares... ¡Eso daría para una muy buena entrada! ¿Quién se anima?

Un besote.

Último Íbero dijo...

Ahora mismo La Ratonera (versión en español de la obra representada en Londres) está ahora mismo en cartel en el Teatro Reina Victoria de Madrid. Están hasta el 12 de octubre.

:)

Dicho esto, mi primera novela fue "Diez negritos" y aunque me gustó me decepcionó. La decepción nació del hecho de que, hasta ese momento, mi referencia habían sido las películas (Muerte en el Nilo, Asesinato en el Orient Express) y lo bien que me caía Poirot.

El año pasado me animé y me leí diez novelas seguidas (mi esposa se las ha leído TODAS y, lo peor, se acuerda de TODO) y me encantó.

De Agatha, me gusta que no hace trampas. Sus novelas lo dan todo aunque, como buena autora, es experta en despistar al lector poniendo el foco, muchas veces, en pistas falsas.

Creo que aún queda mucho hasta que veamos alguien que llegue a superarla.

Sonja dijo...

Vaya qué curioso, el día en que vi esa imagen de Google me quedé atrapada en ella, pensé, "cómo me gustaría disponer de una estancia como esa" y confieso que me quedé unos minutos mirándola.
Y ahora dices esto...no tenía ni idea...
Me confieso absoluta admiradora de las novelas de Agatha Christie (y de Doyle y de la Fletcher por supuestísimo!), tenía muchísimas pero las vendí por cuatro perras hace muchos años, por supuesto algún día reuniré la colección completa.

Personalmente encuentro adorable a la Srta. Marple, Poirot también tiene su gracia.

Muchas gracias por traer tan gratos recuerdos Homo Libris, a mi también me dan ganas de releer algunos, y sobretodo gracias por resolverme "el misterio de la fascinante imagen del Google".

@scen dijo...

Yo no he leído la ratonera, pero la he visto en el teatro, no recuerdo a los actores, pero me gustó mucho.
De Diez negritos no voy a decir nada, porque me estoy repitiendo hasta la saciedad en los distintos blogs que conmemorais sus aniversario. Lo releí hace un año y mi reseña fue lo suficientemente elogiosa para que alguno me pudiera llamar pesada.
Miss Marple es encantadora, pero Poirot único.
He leído muchísimo de la Sra. Christie pero, afortunadamente, aún me queda mucho por leer.
Un saludo.

Adela dijo...

Aquí en Cuba también estuvo mucho tiempo en teatro, incluso, hace poco se hizo una versión con máscaras, muy interesante, la verdad.
A.C. es de lo más pedido en Mi Librería, muchas veces caen esos libritos de la Editorial Molino, pero antes de ser vendidos, tienen que pasar por un tamiz: mi mamá. Si no se ha leído alguna, queda confiscada irremediablemente.
Saludos
AD.

Eva dijo...

Agatha Christie es una autora que casi todo el mundo tiene presente y ha leído algún libro suyo. Yo la tengo un tanto olvidada pero prometo que la retomaré porque debido a su prolífica carrera aún me quedan muchos libros por leer de ella.