miércoles, 9 de enero de 2013

Los años del miedo

Hay que afrontar el mal tiempo con buena cara, y más nos vale hacerlo con lo que nos espera a quienes sufrimos en nuestras carnes lo descarnado de la crisis (esto es, a los españolitos de a pie y, por extensión, a la ciudadanía sometida a la dictadura de esos no por eufemísticos menos reales “mercados”). Y dado que no todo tiempo pasado fue mejor y que siempre viene bien conocer lo que ocurrió no hace tanto por estos pagos (y cómo nos las gastamos con el prójimo), retomo la actividad del blog y arranco el año (¡Feliz 2013!) reseñando mi última lectura del anterior: Los años del miedo, de Juan Eslava Galán. 

El historiador y novelista jiennense recupera con este título la línea temporal de Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie, un libro que a pesar de lo vaticinado por el título a mí me encantó. No por lo narrado, claro está, pero sí por la forma de hacerlo, sin posicionarse con ninguno de los bandos y dándoles a los dos para el pelo, pues tanto uno como otro tuvieron sus luces y sus sombras (e, independientemente de la legitimidad de cada cual, más de estas que de aquellas). Además de estos dos títulos sobre la Historia de España, el de Arjona ha publicado De la alpargata al seiscientos y La década que nos dejó sin aliento

Eslava Galán, sin llegar a hacer una novela de los hechos históricos que describe en estos libros, sí que dota a la narración de una mayor humanidad destacando la historia de algunas de las personas que deambulan entre sus páginas y acercando así al lector los hechos del periodo histórico en cuestión. En Los años el miedo nos enfrentaremos a la dura posguerra, al hambre y la miseria que se extendieron por España como una plaga tras la contienda que recoge Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie. Conoceremos de primera mano el miedo a las represalias, a “significarse” ante los vencedores como un rojo, a terminar sepultado en una fosa común. Y pese a lo horrendo de la situación, aun cuando nos parezca abominable observar por la mirilla la reunión entre Franco y Hitler en Hendaya o comprobar lo cerca que estuvimos de entrar en la II Guerra Mundial a pesar de la agónica situación de los españoles, Eslava Galán, conocedor de su oficio, consigue que una sonrisa asome en nuestros labios cuando describe los retoques que la censura (de la que no se libró ni el propio dictador) imponía en la letra de las canciones de la época. 
Las cartillas de racionamiento, la literatura popular, el gallinero de los cines, recetas tan singulares como la tortilla española (sin huevos ni patatas) y anuncios de la época se vuelven a encontrar en un libro que nos recuerda que esta época no nos queda tan lejos en el tiempo como en la memoria. Y, por qué no, nos puede hacer reflexionar sobre el camino que estamos tomando actualmente en esta España mía, esta España muerta.


7 comentarios :

Al rico libro dijo...

La verdad es que no nos llama nada. A pesar de tu reseña sigue siendo un tema que no nos apetece leer, pero gracias por presentárnoslo.

Homo libris dijo...

No hay de qué, Al rico libro. :)

Isi dijo...

Pues sí que da miedo ver lo mucho que se parecen estos años a esos...
No conocía el libro, pero me lo pienso, que parece interesante.

Mi abuelo contaba historias sobre cuando los alemanes estuvieron por aquí, me acabo de acordar con tu reseña. Qué curioso.

Shorby dijo...

Pues apuntado queda, me llama mucho la atención esta temática =)
Gracias por la reseña!

Besotes

Homo libris dijo...

Isi, se habla mucho de que en la vida todo son ciclos, pero estos no son precisamente halagüeños. :(

¡Ay, esas historias de nuestros mayores! Deberíamos tenerlas más en cuenta... son nuestra memoria.

Shorby, si lo lees ya nos dejarás tu opinión por aquí (o en tu blog) para que la leamos. Espero que la lectura te resulte interesante. :)

relatosmagar.com dijo...

Me encanta Juan Eslava Galán. Ya he leído "Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie" y "Los años del miedo", y en mi estantería espera su turno "De la alpargata al seiscientos". Merece la pena acercarse a nuestra historia de forma tan amena y con ese sentido del humor tan característico del autor.

Homo libris dijo...

relatosmagar.com, a mí me ocurre lo mismo: me encanta su forma de narrar la Historia, y los dos primeros libros de esta particular serie los disfruté mucho. El tercer, como en tu caso, espera en la estantería su turno, que no ha de tardar demasiado en llegar. :)

Un saludo.