miércoles, 12 de mayo de 2010

El lobo

Es el más riguroso invierno del que el lobo guarda memoria. En su deambular por el bosque, cada vez más debilitado por la escasez de alimento, descubre que la nieve no es la única que oculta secretos; del encuentro con un zorro que está siendo atacado por los cuervos y que constituye su última esperanza para alimentarse resulta el argumento evidente de la primera novela de Joseph Smith. Sin embargo, como buena fábula, como la nieve que lo cubre todo, guarda en su interior muchos más tesoros que podremos descubrir a poco que hurguemos en ella.

Lupo, posiblemente el gato más indicado para presentar este libro,
nos indica que estamos ante un libro de ensueño...

Le tenía ganas a El lobo desde que supe que lo habían editado. Tantas como recelo a lo que pudiera guardar un libro que triunfó en su día en la feria de Fráncfort y que los medios publicitaron a bombo y platillo. Así que se convirtió en un elemento destacado de mi infinita lista de imposibles pero deseadas lecturas que iba avanzando tímidamente hacia un primer puesto. No fue, sin embargo, hasta hace unos días que me hice con él, ya en edición de bolsillo, pensando que a este paso terminaban por descatalogármelo cualquier día (sobre este tema tengo una entrada pendiente desde hace un tiempo). Lo cierto es que he devorado El lobo con ganas, tantas que sentía una suerte de vergüenza ante la famélica imagen del cánido incapaz de encontrar su pitanza en el bosque. Dejando de lado ciertos detalles de la novela que me han parecido poco realistas –deformación vocacional, tal vez- y que no tienen mayor relevancia ya que, como decía, estamos ante una fábula más que frente a una novela que busque dotarse de un halo de verosimilitud, la verdad es que El lobo se erige como un texto hipnotizador, vehemente, tan descriptivo que nos parece que oímos el crujido de la nieve bajo los pasos del animal y que nos ofrece una interesantísima reflexión filosófica y psicológica sobre el hombre desde el espejo que supone un animal que ha estado desde el inicio de los tiempos vinculado a nuestra especie, primero como competidor, después como mejor amigo (durante el proceso de domesticación hacia el perro) y, siempre, como fiel de una balanza en la que sopesamos, aunque sea metafóricamente, nuestras bondades y maldades.

Sin poder evitarlo, me venía a la memoria otro relato protagonizado por un viejo macho montés. Efectivamente, los capítulos dedicados en “El hombre y la Tierra” al ya viejo, cansado y dueño de una intensa y maravillosa vida, macho montés de Cazorla que Félix Rodríguez de la Fuente retratase ofreciéndonos desde esta perspectiva una visión particular de la vida en el bosque. También las novelas de London o Curwood en la nevada Alaska y el Yukón, y de Conrad pasaron por mi mente durante la lectura de este maravilloso libro.

En apenas 120 páginas Joseph Smith nos deleita con los pensamientos de un lobo moribundo y sus avatares, y nos ofrece una reflexión sobre quiénes somos como individuos y por nuestra propia naturaleza, esto es, cuánto pesan los genes y cuanto la sociedad en el individuo. Un relato, en todo caso, que se lee con muchísima fluidez, tal y como os decía, y que al margen de estas reflexiones constituye toda una aventura de la que podemos disfrutar sin más.

19 comentarios :

Ardaleth dijo...

Hmmmm! Suena interesante. Y como con todo lo que tenga que ver con lobos, tomo nota :p

Saludos!

Isi dijo...

Yo lo había visto también por ahí, pero mi curiosidad sólo me hizo fijarme en el dibujín de la portada, que me pareció muy chulo.
Me lo apunto, pues parece interesante.
PD: qué bien que vuelves poquito a poco!

loquemeahorro dijo...

Yo también estaba pensando en mi querido Jack London y aquellas historias tan angustiosas en la nieve.

Qué maravilla, hablas del libro con una pasión que estoy por hacerle un hueco en mi planning, y eso que ya no admite más huecos.

La foto de ese modelazo tan ad hoc que tienes en casa, me ha encantado ¡Más intervenciones felinas en el blog!

Elwen dijo...

Estoy es muy offtopic pero es que se me ha caído la babita con la foto :P

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Qué gato más guapuuuuuuu! Y después de esto (era obligatorio), sólo decir que tengo "El lobo" comprado desde hace meses (Ardaleth, te lo puedo pasar :P) y que ahora tengo más ganas aún de leerlo. ^^
¡Un besote!

Isi dijo...

Jolines, mira que he estado unos minutillos riéndome con la foto y se me olvidó decirte que es súper guay! Si es que... menuda cabeza.

Qué cosita tan achuchable

Homo libris dijo...

Ardaleth, el libro es bastante interesante así que hazte con él (veo más abajo que no lo tendrás difícil) y disfrútalo, seguro que te gusta. :)

Isi, el dibujo de la portada llama mucho la atención. El fondo blanco, por la nieve, magnifica la imagen del lobo, que llama la atención por la hoja que porta en sus fauces. También captó mi atención así, e indagando vi el gran éxito que había tenido fuera de nuestras fronteras. Aunque con algo de precaución (a día de hoy temo la publicidad de los libros que llega de los medios y de las editoriales, me parece mucho más interesante, creíble y sincera la que viene de blogs amigos, la verdad), finalmente me hice con él y lo he disfrutado. Y sí, voy volviendo tímidamente por aquí, a ver si para el verano el regreso se produce de forma real a los tres blogs. :)

Loque, London era un gran narrador y sabía transmitir todo el sabor del duro Norte. Aunque el enfoque de Smith en este libro es muy diferente, lo cierto es que con un lobo y la naturaleza como protagonistas de la narración, establecer este vínculo era algo ineludible. Si le haces un hueco en la lista infinita te aseguro que no te arrepentirás. En cuanto al modelito… Estaba escribiendo la entrada y me inhabilitó el uso del ratón situándose sobre la alfombrilla, así que le tomé la fotografía.
No alientes sus ánimos, que la experiencia de Lupi con Internet es ya larga y tendida (como él): tuvo en su día un fotolog propio y hoy día se dedica a ganarse a los amigos de Azote con su propia cuenta de Facebook. :D

Elwen, ¿te imaginas una foto de Lupi y Romeo juntos? Ganaríamos en PageRank un 1000%, seguro. :D

Alienor, es un libro que seguro que te gusta (no en balde ya te habías hecho con él, así que imagino que llamó tu atención y lo tenías ahí en la recámara). Pásaselo a Ardaleth y seguro que ella termina de convencerte para que lo adelantes algunos puestos, jejeje. Por cierto, lo dicho para Romeo podría ser también con Byron. Aunque a Lupi no se le da muy bien interaccionar con otros gatos (excepto con Obi, claro). He descubierto en él que el gato menos gato del mundo puede convertirse en un tigrecillo en potencia, jeje.

Isi, el “problema” de Lupo es que es demasiado achuchable. Su pelo es suave y gris como el de las chinchillas, jeje, y encima va buscando los brazos. Cuando llego de trabajar cada tarde comienza a maullar, busca un sitio elevado cerca de donde estoy y se me lanza a los brazos. Y así hay que tenerlo durante un buen rato, acunándolo como a un niño pequeño, o se enfada y sigue con sus maullidos. Todo un personaje, la verdad.

¡Abrazos y besotes!

bibliobulimica dijo...

precioso el modelo, pero debo decir que no dan ganas de leer el libro sino de echarse a dormir a su lado...bueno, eso hasta que uno lee lo que has puesto del libro. Ahí es donde se antoja leerlo.
Me lo apunto en la libreta del plan inifnito
¡gracias!

Elwen dijo...

He venido para dejarte otro offtopic :P

Por si tu apretada agenda no te ha dejado enterarte, por lo visto Sapkowski estará nuevamente este año en la Feria del Libro de Madrid del 11 al 13 :P

Homo libris dijo...

Ale, espero que la lectura te guste y no te resulte tan soporífera como para ponerte a imitar al modelo, jejeje. La verdad es que dan ganas de hacer exactamente lo mismito que él, ¿verdad?

Elwen, qué mala eres, jeje. No sabía lo de Sapko, aunque me lo apunto en la agenda. No sé hasta qué punto podré escaparme para allá (ganas no faltan, ciertamente) porque esas fechas coinciden con la recta final de los exámenes en la UNED, pero bueno, por intentarlo que no quede. ¿Tú irás por Madrid en esas fechas?

¡Un abrazo!

Elwen dijo...

Jijijiji sip, estaré en Madrid en esas fechas con mi Último Deseo en tapa dura :P

Elwen dijo...

Te dejo las fechas en este enlace:

http://artifexplus.blogspot.com/2010/05/sapkowski-en-madrid-y-barcelona-del-10.html

Homo libris dijo...

Elwen, tú tiéntame más... Jo, y eso que Sapko no tiene precisamente fama de simpático, pero me apetecería verle y decirle que tire de las orejas a sus "contactos" españoles. :P

Eso sí, si encima estáis por allí y pudiera ser, ¿qué mejor momento y lugar para hacer otra, aunque sea, microquedada?

Un abrazote.

La lectora dijo...

Me fascinó la foto del gato!
Saludos.

Homo libris dijo...

La lectora, la verdad es que no hay gato más idóneo para ilustrar esta entrada que Lupo... Y además de eso, es que resulta adorable, ¿verdad?

Gracias por tu comentario, ¡nos leemos!

loquemeahorro dijo...

Hola Lupo:

¡Me lo he comprado! Y ya llevo unas 25 páginas. Seguiremos informando.

Homo libris dijo...

¡Loque! A ver si te gusta... Ups, qué presión... espero que sí... ;)

Besotes.

loquemeahorro dijo...

¡Ya me lo he terminado!

Sí que me ha gustado, pero me pregunto si los detalles poco realistas que dices son los mismos que me chirrían a mi.

En concreto no me gusta que los animales se transmitan imágenes con la mirada. Una cosa es que vea en los ojos que siente miedo o sumisión, o lo que sea, y otra es ver una película enterita.

SPOILER

¿Lo de que salve la vida al cisne es creíble? Yo creo que no, pero no me disgusta como final, además es difícil no sentir empatía con el cisne y desear que se salve.

Y es que yo creo que gran parte del libro va sobre eso, sobre la empatía, la compasión, la piedad... los sentimientos que el lobo no conoce, o quizá sí.

Muy interesante libro, que aunque no me ha parecido redondo, me ha gustado y que nunca hubiera conocido, si no llega a ser por ti. Gracias.

pd. Me voy de vacas, por si ves que no sigo el hilo de comentarios.

Homo libris dijo...

¡Hola, Loque!

Me alegra que te gustase el libro, aunque no te haya parecido del todo redondo. En eso tengo que coincidir contigo: me gustó mucho pero me pareció algo mejorable. Se trata de la primera obra del autor, si no estoy equivocado, y posiblemente pueda mejorar en las siguientes.

Sí que me gustó, como decía en la entrada, su originalidad y el uso que da a la figura del lobo, así como la reflexión subyacente a la historia, que me parece narrada de un modo muy visual.

Me chirrían, sí, en efecto, cosas como esa "película en ojos ajenos" y aspectos como

[si estás siguiendo la conversación con Loquemeahorro y no leíste el libro, mejor no sigas...]

la colaboración lobo-zorro, por ejemplo. En la naturaleza, un lobo hambriento habría matado y devorado al lobo, máxime cuando se trata de un ejemplar joven y débil. Muerto el zorro se acabó la rabia... y el hambre. Pero claro, tampoco habría habido historia.

En general, y habida cuenta de que se trata de una fábula, se le permiten detalles como esos, aunque ya os digo que creo que se podrían haber resuelto, a mi parecer, de algún modo más acorde a la naturaleza de un verdadero lobo.

Bueno, creo que se acercan fechas en las que poco a poco alguno que otro irá ausentándose de su blog. Jo, ahora que llego de regreso. Snif, snif. En fin, yo os los cuidaré. ;) Ahora, a disfrutar, a pasarlo maravillosamente bien y a recuperar ganas y fuerzas para, al regresar, deleitarnos con tus siempre hilarantes y maravillosas entradas.

Un besote muy, pero que muy grande.