lunes, 13 de diciembre de 2010

Silencio, que no nos sientan

Las hierbas.
Yo me cortaré la mano derecha.
Espera.
Las hierbas.
Tengo un guante de mercurio y otro de seda.
Espera.
¡Las hierbas!
No solloces. Silencio, que no nos sientan.
Espera.
¡Las hierbas!
Se cayeron las estatuas
al abrirse la gran puerta.
¡¡Las hierbaaas!!
Federico García Lorca, "Poema para muertos" de Omega.


Descanse en paz, Enrique Morente, maestro.

4 comentarios :

La Belle Dame Sans Merci dijo...

Descanse en paz.

Homo libris dijo...

Que así sea, Alienor.

Un abrazo.

Maya dijo...

El ritmo me sabe a polvo, a viento, a humedad... Precioso. Una sentida pérdida

Homo libris dijo...

Maya, muchas gracias por tus palabras. Recibe un fuerte abrazo.