sábado, 26 de noviembre de 2011

Morriña

Aunque no me gusta especialmente este grupo, lo cierto es que la canción que acompaña a la entrada, y que me descubrió Azote hace poco, se ha convertido (para ambos, quién se lo iba a decir ;)) en un canto nostálgico a la ciudad de Granada. Os dejo con "La nueva reconquista de Graná" y con un fragmento del prólogo de Melchor Fernández Almagro a la edición de 1961 de Granada. Guía artística e histórica de la ciudad, de Antonio Gallego y Burín, que estoy leyendo estos días (en la reedición de 1989).

«Aquí yacen los Reyes Católicos. Allá hizo un milagro San Juan de Dios. Ahí predicó fray Luis de Granada. En este caserón solariego nació el padre Suárez. En ese otro, la Emperatriz Eugenia. En aquella casa murió el Gran Capitán. En este carmen de los Mártires, se alzaba el convento donde San Juan de la Cruz escribió “Noche oscura del alma”. He aquí las habitaciones de Washington Irving. Esa es la Puerta del Vino, de Debussy. Estamos en la plaza que Regoyos salvó de su insignificancia. Esas muchachas que pasan, enamoraron a Gautier y son las mismas que han pintado López Mezquita y Rodríguez-Acosta. ¿No suena a música de Albéniz el Albaicín que contemplamos desde el Cubo de la Alhambra, a la luz melancólica del atardecer...? Curioso reencuentro el de los mendigos y los gitanos de Gustavo Doré o de Roberts. Es ese el "barandal de espumas", de Juan Ramón Jiménez, y esa, la "fuente de las trenzas de ópalo". Pepita Durán, en la casería de la Bailarina, traída hacia acá por Sackville-West. Valera, en el Sacro-Monte, Chateaubriand, en el paseo de los Tristes. Ganivet, en el Avellano. Falla, en la Antequeruela. André Gide, en una zambra. García Lorca, recogiendo los suspiros del Genil y del Darro...»

4 comentarios :

lammermoor dijo...

No me extraña que tengáis morriña. Solo he estado dos veces en Granada pero me ha enamorado la ciudad. Tengo ganas de volver, pero esta vez disfrutar también de la provincia.

P.D: a lo mejor mi amor por tu tierra tiene que ver con que leí "a temprana edad" las leyendas de la Alhambra de W.Irving y el libro de Brenan Al sur de Granada

Homo libris dijo...

Lammermoor, la verdad es que Granada es una ciudad lindísima y no es porque sea la mía, jejeje.

El resto de la provincia tiene muchísimo encanto: vas a poder ir desde la orilla del mar al pico más alto de la península, pasar del clima subtropical de la costa al alpino, ir a la zona norte hasta la aridez del altiplano de Baza o recorrer las choperas de la vega del Genil por donde paseara Lorca sus cantinelas.

Por cierto, no hace mucho Azote y yo visitamos la tumba de Gerald Brenan y de su esposa, Gamel, que descubrimos casualmente en el Cementerio Inglés de Málaga.

Obvia decir que si vuelves a Granada (o bajas hasta Andalucía, en general), Azote y yo estaremos encantados de ser humildes guías tuyos. :)

Saludos.

maribel dijo...

Ayyy! Homolibris tu ciudad es de las que provocan este sentimiento sin pisarla (hace ya un tiempo que los guisantes no van por allí), cuantas almas sensibles aparecen en tu entrada embrujadas por sus calles. Veo una visita con realidad aumentada...

Espero que esta edición no sufra con los problemas de humedad de los que hablabas..., son esas ediciones que uno no encuentra para el ereader, ¿verdad?

Un fuerte abrazo y disfrutadla vosotros mientras los demás la soñamos. ;-) ;-)

Homo libris dijo...

Maribel, ciertamente es así. Y si tanto tiempo lleváis sin volver a Granada, por allí os quiero, como a Lammermoor, ya que el ofrecimiento de guías o de acompañantes al menos es (sobra decirlo) extensible a todos vosotros. :)

De momento el libro aguanta bien la humedad de Málaga, si bien es cierto que no es posible encontrarlo para el lector electrónico, al menos de momento. :) Y no sería el mismo, por mucho que digan. XD

¡Un besote!