domingo, 31 de mayo de 2009

Los hombres a los que no les gustaban los hombres que no amaban a las mujeres

No suelo dejarme guiar por los números a la hora de leer un libro. Que lleve cinco o cincuenta semanas en la lista de los más vendidos, que haya un millón de lectores aclamando que es la obra maestra del siglo, o que el autor sea el más prolífico de su país de origen no constituyen, a la sazón, aliciente suficiente para decidirme a leerlo. No se trata de una actitud clasista, ni de aquello de no leo lo que el vulgo, no me dejo arrastrar por las modas o voy de intelectual por la vida. Para nada. Quienes me conocen saben que soy capaz de alternar la prosa engolada y de lenta asimilación de Hawthorne con cualquier libro de Stephen King y quedarme tan ancho. De hecho, después de Tolkien leí la Dragonlance (no la trilogía de las Crónicas, no, sino buena parte de la producción que la franquicia de Margaret Weiss y Tracy Hickman dio de sí), y bien que disfruté con ello en su día. A lo que voy es a que, si bien me gusta la Literatura con mayúsculas, no desprecio aquella que, bien porque la quieran enmarcar en una categoría inferior, bien porque claramente sea de menor calidad (literaria), aporta buenos ratos de disfrute y, en no pocas ocasiones, el trasfondo suficiente como para dejar volar un poco la imaginación en torno a lo que el autor dejó vislumbrar entre líneas.

Dicho todo esto, lo cierto es que Los hombres que no amaban a las mujeres es el tipo de libro sobre el que, habitualmente, no habría tenido nada que decir en el blog. Lo terminé ayer, y a fe mía que me costó hacerlo. Si lo que buscamos es pasar un rato agradable, de lectura agitada camino al trabajo, o tumbados en la playa, lo cierto es que el libro cumple con creces las expectativas que podamos depositar en él. Pero de ahí a algo más… sinceramente, no le veo la maestría por ningún lado, ni que se trate, junto a los dos libros siguientes de la serie Millenium, de la trilogía del siglo que nos quieren vender. O eso, o los otros libros son rematadamente geniales.

Los hombres que no amaban a las mujeres está escrito con un estilo simple, muy simple, en ocasiones repetitivo (por aquello de permitir, como buen bestseller, una lectura superficial, y que aun así no se pierda el hilo de la trama), con diálogos que en ocasiones hacen que uno se desespere. Los personajes, salvando a los dos protagonistas, no destacan el desarrollo psicológico que lleva a cabo Larsson sobre ellos, y sorprende –diría incluso que resulta chocante- la familiaridad con la que se tratan entre ellos cuando aún son completos desconocidos. Vamos, que o el autor no ha querido complicarle la vida demasiado a Mikael Blomkvist, el protagonista masculino de la novela, periodista de profesión y devoción, o en el norte de Europa las personas son de lo más sociable y colaboradores cuando alguien llega a sus casas investigando sobre un crimen acontecido unos cuantos lustros atrás. En cuanto a la idolatrada Lisbeth Salander, investigadora privada, antisocial, huraña, de estética y aficiones cercanas al cyberpunk, resulta el personaje más intrigante de la novela, y sus contradictorias reacciones únicamente se explican, precisamente, por su rareza inherente. En cuanto a su lado hacker, Larsson cae en el tópico del genio aislado, que trabaja de forma conjunta con una red de jóvenes inadaptados que sobreviven a base de pizza y refresco de cola en sus habitaciones, aunque introduce en el rol la capacidad del pícaro… algo sobre lo que no puedo decir más sin desvelar importantes partes de la trama. Sin embargo, una vez más, Larsson no me convence.

Todo lo anterior sería salvable en una novela escrita para entretener. No es el primer éxito de ventas, ni será el último, que adolece de algunas inexactitudes en la ambientación o la trama. Ya digo que el libro entretiene, aunque personalmente no me ha enganchado como pudieron hacerlo otros autores con idéntico afán de entretener. Ya lo hacían algunos durante los años 70 y 80, sobreviviendo mientras escribían novelitas de bolsillo (los tan famosos como denostados bolsilibros) bajo las draconianas condiciones impuestas por las editoriales, y en honrosas ocasiones lo hacían manteniendo un estilo superior al de bastantes autores de éxito actuales. De hecho, alguno incluso llegó a ganar, años después, y dejando de lado el seudónimo, premios como el Planeta. Es más, me parece interesante el fenómeno superventas que lleva a un país deficitario en la lectura a lanzarse a devorar volúmenes de más de 600 páginas con afán futbolístico. Ojalá más libros despertasen el ansia de leer con tal compulsión. Hasta ahí, chapeau. Pero no me hagan comulgar con ruedas de molino, que una obra maestra es mucho más que esto.

36 comentarios :

Elwen dijo...

Pues recién hablé con mi madre que lo acaba de terminar y le gustó. Pero como bien dices, porque se lo ha llevado a la playa (casi la mato) y ha disfrutado de él de manera ligera.

Es mi intención leerlo pero desde luego no tengo ninguna espectativa del libro. No es la primera vez que leo lo que las masas leen y me decepciona no encontrarle la gracia (véase El niño del pijama a rayas). Así que tomando como base que el libro no va a ser espectacular, seguro que pasaré un buen rato.

Isi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mithdraug dijo...

Isi dijo... (31 de mayo de 2009 17:26)

Hola!
Yo, como Elwen, soy de las pocas que aún no lo ha leído, pero pienso hacerlo por el simple motivo de que hay una película y sé que, en cuanto la vea, jamás tomaré ese libro entre mis manos ¿para qué?
Y precisamente estoy escribiendo una entrada sobre los bestsellers que me ha recordado a esta entrada tuya. No para criticarlos, sino para mostrarlos como yo los veo. A mí me gustan estas lecturas como me gustan muchas otras...

Bueno, cambiando de tercio, te doy mi dirección para que me comentes cómo vas en el tema musical (es que me parece como que en los comentarios no viene al caso, no?), que me tiene intrigada.


=====

Isi, como no veo en Blogger la forma de editar los comentarios (algo que echo de menos de Wordpress, jejeje), he borrado tu comentario y lo he incluido aquí, eliminando la dirección de e-mail. Es por evitar que puedan cogerla de aquí y enviarte spam, ya que hay bots encargados de recorrer sitios web y recopilar direcciones de correo con este fin.

Respecto a la música, ahora te comento :)

Mithdraug dijo...

Elwen, a mí me ocurrió exactamente lo mismo con El niño con el pijama de rayas: me animé finalmente a comprarlo y leerlo, y me pareció tremendamente flojo y simplón. Con este otro me ha ocurrido lo mismo, pero en fin, al menos tengo criterio para decir que no me gustó demasiado. Ya os digo, no está mal, pero es un poco previsible y, desde luego, no para que se haya armado tanto revuelo con él. Aunque sobre gustos...

Isi, la verdad es que aquí creo que la película puede quedar bien (no sé cómo estará, ni tengo intención de verla, una vez leído el libro), así que si la ves, en efecto, creo que tendrá poco interés leer el libro. Sin embargo, en general pienso que no es así, es decir, que los libros tienen "más miga" que las películas que se basan en ellos, por lo que no descartaría leer un libro si la película me gustó: posiblemente el libro la mejore con creces :)

Sobre la parte musical, te adelanto que Natalie Walker me ha encantado (escuché su disco With you), y que Emiliana Torrini no me gustó tanto, tal vez porque me recuerda a Björk, que no me gusta demasiado, aunque escucharé algún otro disco suyo a ver qué tal. También que descubrí algunos otros grupos, lo mismo alguno te gusta, luego te comento :)

Saludos.

Isi dijo...

Me alegro de que te gustara por lo menos una. también te digo que hay un CD de Emiliana Torrini que es horroroso, pero los demás me gustan mucho.
¿te puedo seguir recomendando? Prueba con SIA, el disco "Colour the small one" es estupendo.
Y estoy deseando que me digas esos grupos de dices! Si es de este tipo de música, me encantará seguro.

Por cierto, que jamás se me había ocurrido que los maliciosos spams esos cogieran mi dirección de un simple comentario, así que ya lo sé para la próxima vez.

lammermoor dijo...

Tras el comentario catarata que acabo de dejarte en otra entrada, procuraré ser más concisa.
Yo leí los dos Millenium: el primero por el verano -antes de que se desatase la Milleniummanía- el segundo casi nada más publicarse y espero leer el tercero. Dicho esto, paso a comentar:
Lo leí porque soy muy aficionada la novela negra y policiaca y me gusta descubrir nuevos autores y personajes. El primer millenium me gustó porque me descubre -o me corrobora, lo descubrí con Mankell- que el paraiso sueco tiene poco de paradisíaco. El segundo, que me abdujo literalmente, me parece demasiado rocambolesco. Quedá explicado el por qué Lisbeth es como es pero ... se le fue la mano al autor.
¿Qué es una obra maestra de la literatura? ¿La trilogía del milenio? No. Particularmente me parecen muchísimo mejores los dos que leí de K.O. Dahl (a los que les dediqué una entrada)
Me parece que aquí tampoco fuí concisa; espero al menos, no haberme ido por los cerros de úbeda.

P.D: Me encanta el título de esta entrada
P.D2: si no os importa a Isi y a tí, tomo nota de vuestras referencias musicales.

loquemeahorro dijo...

Me lo dejaron y llevo meses que no me animo con el libro de marras, me leí como 50 páginas y ahí se quedó.

Después de este comentario que no aporta absolutamente nada, diré que pensaba llevármelo a la playa, pero ahora me da miedo que me maten o casi me maten
(aunque no entiendo por qué)

pd. A mí también me ha gustado mucho el título de la entrada

Mithdraug dijo...

Lammermoor, ya vi en tu blog una entrada referente a la novela negra, y a los autores que vinieron del frío :) No quise comentar nada por entonces, porque aún estaba leyendo la novela. Tengo pendiente El chino, de Mankell, y aunque no he leído aún nada suyo, algo me dice que me gustará más que Larsson. Por lo pronto, el trabajo que hace este hombre en África es realmente admirable :)

Para Millenium 2, si me da por leerlo finalmente, haré buen uso de la biblioteca pública y/o del Papyre. Desde luego, no es una obra maestra, aunque resulte entretenido. Lo comentaba porque lo he visto en muchos sitios, y reseñas, no sólo de blogs sino de páginas web de medios de comunicación.

¡Sobre las entradas musicales, ya nos harás saber tu opinión!

Loquemeahorro, la verdad es que me alegra no ser el único "bicho raro" al que no le ha convencido Millenium. Si te animas a llevarlo a la playa, con que no se entere Elwen, no creo que pase nada ;) Sinceramente, me da más miedo llevar un lector electrónico que un libro convencional, y mira que soy tiquismiquis con los libros y su cuidado (esto daría para una entrada, pero creo que podrían psicoanalizarme con ella :D).

Por último, en cuanto al título de la entrada, quedará corto con el de los comentarios que está suscitando: Las mujeres a las que les gustaba, o no, lo que los hombres a los que no les gustaban los hombres que no amaban a las mujeres decían. Ahí queda eso :)

¡Saludos!

lammermoor dijo...

Y por cierto, ambos libros fueron prestados. Espero que el tercero también me lo dejen. Cada día tengo más claro que solo compro los libros que quiero tener después de haberlos leído.
También hablé del Chino (y del segundo milenio) Son mis primeras entradas -aún sin música.
¡Os dejo que me voy a la calle! Tanto buen tiempo tan seguido me tiene completamente descontrolada

P.D: Para leer tu entrada sobre El terruño necesito un poco más de tranquilidad de espíritu. Pero no te preocupes, según dicen el miércoles se acaba lo bueno (climatológicamente hablando)

Mithdraug dijo...

A mí me ocurre otro tanto, y más aún me va a pasar a partir de ahora: salvando excepciones, libro comprado, libro que me interese tener y retener :)

Acabo de leer tu entrada en la que hablabas sobre El chino y La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, precisamente una navideña :) ¡No había remontado aún tan atrás en el blog, así que gracias por el atajo para descubrirla!

Aprovecha el buen tiempo, que ya está aquí para quedarse, aunque haga algún amago de tormenta para asustarnos.

¡Buena tarde!

Raquel dijo...

Hace tiempo que quiero leer 'Los hombres que no amaban a las mujeres'. El título me llamó muchísimo la atención cuando lo vi en la librería, un poco antes de que surgiera este entusiasmo general por la saga, pero lo fui dejando y nada, y ahora creo que me da hasta cosa leerlo.

No soy una gran aficionada a los best-sellers, no por gafapastismo crónico (como he oído por ahí llamar a esa actitud de intelectual que llevan algunos) sino porque la experiencia me ha enseñado que, por norma general, los best-sellers y yo nos llevamos mal. No sé si llegué a la página cien de 'El código Da Vinci' antes de abandonarlo, 'El pijama de rayas' me decepcionó muchísimo, y el único libro de Zafón que me ha gustado ha sido 'Marina', así que no sé por qué debería ser diferente con esta saga.

Al menos, si la leo -que acabaré haciéndolo-, tendré tu reseña como aviso de que puede que no me guste tanto, a ver si así la caída es menos dura.

Voy a añadir tu blog a mi blogroll, si no te importa, que me parece de lo más interesante.

Saludos.

(He llegado hasta aquí encontrándote en el gadget de 'Seguidores' de mi blog, por cierto).

Ascen dijo...

No sé si leeré este libro o no. Lo tengo en mi casa y a mi marido le ha gustado tanto que, antes de terminarlo, ya se ha comprado el segundo. A mí no me llama la atención, pero creo que es una cuestión de estética de la portada (como ya he comentado en alguna ocasión) más que por ser un bestseller. Hay bestseller que me gustan y otros que no. Creo que no es un factor determinante para que me apasione o aborrezca el libro.

No obstante tomo nota de todos vuestros comentarios, que parecen coincidir en la valoración negativa del libro.

Un saludo. :)

Mithdraug dijo...

Buenas Raquel.

A mí me llamó la atención su portada (desde luego, o te gusta o no, pero no te deja indiferente), y saber que se trataba de una obra de misterio, escrita por un autor nórdico. El que estuviese gustando a tanta gente me echaba un poco para atrás, ya que tampoco soy muy aficionado a los superventas de los libros. Como en tu caso, no se trata de una actitud elitista, ni nada por el estilo, simplemente es que por propia experiencia lectora, no suelen gustarme.
Hay excepciones honrosas, como El nombre de la rosa, que fue un bestseller poco al uso, o no tan honrosas como los libros de Stephen King, que me resultaban divertidos y poco más. Con El código Da Vinci ni lo intenté, y El niño del pijama… me decepcionó profundamente. Sin embargo, aunque escrito desde la perspectiva de un niño, El curioso incidente del perro a medianoche me encantó.
Ya nos contarás qué te pareció su lectura, si terminas por hincarle el diente :)

(Yo encontré tu blog a través de una entrada de Elwen en su Midnight Eclipse, me gustó lo que vi y ahí me tienes. No es mala idea lo del blogroll, tengo que meter tu blog en el mío :))

Saludos.

Mithdraug dijo...

Ascen, desde luego que existen bestsellers interesantes, aunque generalmente, y salvando el boca a boca que ha sacado a la luz a libros increíbles, hay demasiada paja entre los más vendidos.

Ya nos contarás qué te pareció el libro si te decides a leerlo. Escribí la entrada, como decía, por la gran cantidad de críticas favorables que acumulaba el libro, simplemente por dar otro punto de vista sobre su lectura. Lo que me está sorprendiendo es encontrar tantos comentarios coincidentes, aunque sea en parte, con mi opinión. Sinceramente, esperaba más Larssonmaníacos, aunque fuese entre visitantes poco ocasionales (o “paracaidistas”).

Saludos.

Mithdraug dijo...

Raquel, se me olvidaba:

De Zafón me encantó La sombra del viento, fue un libro que me atrapó hasta finalizarlo. Sin embargo, El juego del ángel me parece poco menos que una estafa por parte del autor: es pésimo.

Leí también El príncipe de la niebla, que me pareció entretenido, pero poco más. Marina me llamó la atención cuando empezaron a publicitarlo tras el éxito de La sombra…, pero de momento lo tengo entre los pendientes.

Elwen dijo...

Estoy de acuerdo contigo en cuanto a Zafón, aunque me gusta tanto su estilo que le daré una nueva oportunidad cuando saque su próximo libro.

Si hace tiempo que no tocas sus obras, te recomiendo Marina. Personalmente me gustó muchísimo.

Mithdraug dijo...

Elwen, a mí me encantó su estilo en La sombra del viento. El de El juego del ángel es muy similar, pero se nota más forzado, y la historia se torna en poco creíble conforme pasan las páginas. De hecho, yo arrancaría las páginas del capítulo final. Creo que la historia sin él, no pierde tanto.

Tomo nota de Marina, que imagino que se leerá con agilidad por lo que me decís, a ver si como segunda lectura (o tercera, o cuarta, que se me van acumulando, jejeje) le hinco el diente en breve.

Un saludo.

bibliobulimica dijo...

Me ha gustado tu entrada...con todo el circo mediático alrededor de la obra, leerte me anima a esperarme un poco más (no comprar el libro y pedirlo prestado jijiji)

loquemeahorro: ¿te lo dejaron de tarea? ¿prestado? ¡¡?? no entendí (es muy de mañana por estos rumbos, a lo mejor por eso ;) )

Gracias a todos los que comentan, que ayudan ampliar el panorama no sólo respecto a estos libros, sino a los de Ruiz Zafón (pensaba comprar la sombra del angel, pero también lo pido prestado)

Mithdraug dijo...

Bibliobulímica, me alegra que la entrada te sirva para darte algún criterio distinto al de la extensa (e intensa) publicidad que se está dando a la serie Millenium. Ya te digo, no está mal para leerlo y pasar el rato, puede que te enganche como a muchísima gente le está ocurriendo, o simplemente que pase sin pena ni gloria entre tus lecturas. Pero si lo consigues prestado, mejor que mejor :)

Saludos.

Leox dijo...

En palabras simples los hombress .... para mi tambien fue un bodrio. Me quedo con un Silver Kane o Lou Carrigan , usted entiende colega

Mithdraug dijo...

Le entiendo perfectamente, señor mío ;)

La verdad es que aporta poco al género, y contiene demasiada paja entre sus páginas. También yo me quedo, como dije en la entrada, con algunos de los grandes escritores de bolsilibros, o con un Vázquez-Figueroa o un Zafón.

Saludos.

David dijo...

Yo no podría haberlo dicho más claro. Lo cierto es que de todas formas me lanzo a leer todo lo que sale, sobretodo cuando parece que tenga un gran éxito. La razón es que estoy rodeado de idiotas, y si no hablas de la basura que leen, poco tema de conversación les sacas.

Mithdraug dijo...

Buenas David.

La verdad es que yo también soy un poco compulsivo con la lectura, y de ahí que lea libros de todo tipo. Sin entrar a valorar las cualidades de quienes nos rodean, la verdad es que resulta difícil hablar sobre libros con la mayor parte de la gente.

Es como comentaba Isi hace unos días en la entrada sobre la lectura en los medios de transporte, y quienes encontraba en el gimnasio: resulta difícil entablar una conversación en torno a este tema, y que sea fructífera. Por cierto, en su última entrada habla precisamente sobre este género de los éxitos de ventas.

Al menos, siempre nos quedarán los blogs :)

lammermoor dijo...

La verdad es que leí El Código da Vinci un poco por el cansancio de tener que decir continuamente que no lo había leído.
A los best-sellers y similares los denomino literatura kleenex (de usar y tirar). Pero sobre eso tengo una entrada pendiente (por ese motivo no leeré la de Isi todavía)

Isi dijo...

Pero bueno, lamermoor, lee mi entrada!! jajajaja, que seguro que no te influye para nada ;))

Mithdraug dijo...

Lammermoor, yo, por no dar mi brazo a torcer, no lo leí. Ni lo haré, porque veo que no me va a llevar a ningún sitio. Me quedo con libros como La isla del día de antes, de Umberto Eco, con el que me tronché de risa. Eco decía que el autor de El código Da Vinci era uno de sus personajes (en clara alusión a El péndulo de Foucault).

A ver esa entrada... y lee a Isi, mujer, que seguro que no te influye. Además, así puedes complementarla con tu visión, y no os solapáis en apreciaciones ;)

Saludos para ambas.

maribel dijo...

Desde luego el libro no gusta, pero tienes el panel lleno de comentarios, ja,ja...
No los he leído aunque están en mi casa prestados por dos entusiastas.
Yo por si acaso y haciendo caso de Lammeermoor me he comprado el de "Un muerto en el escaparate" de Dhal, aunque si me sigo enredando aquí, no voy a leer nada, y tengo un montón de mails de trabajo pendientes....
A mí también me gusto "La Sombra del Viento", que iba unida a una visita a Barcelona; no he leído más.
No he podido con El Código Da Vinci, me advirtieron contra "El niño del Pijama de Rayas", y tampoco con "Los pilares de la Tierra"..
Creo que es sano de vez en cuando "descansar" con alguno de estos libros, sin muchas expectativas.
Tendremos que leer esos post sobre bestsellers!!
Por cierto, Mithdraug, me gusta más tu título.

piterlouis dijo...

Vaya, acabo de regalarselo a mi novia, con el oscuro fin de leerlo yo mismo después... Pero en fin, ya veré que tal.

Ahora estoy leyendo el de la sombra del viento, y la verdad es que está bastante bien, en cuanto a redacción, pero a mi, personalmente me aporta poco, y no sé, no termina de calarme, puede ser que todavía voy por la mitad.

Saludos, y estupendo blog Mith.

Mithdraug dijo...

Buenas Maribel.

La verdad es que sí, me está sorprendiendo la acogida de la entrada y, por supuesto, la cantidad de críticas no demasiado afortunadas que está recibiendo el libro. Me había atrincherado con un cazo por casco y una tapadera por escudo, a modo de moderno Don Quijote, por si se montaba una turbamulta de seguidores de la serie, pero veo que no, que en general la acogida de la misma es más variopinta de lo que esperaba, y me alegra, no por nada, sino por saber que como cualquier libro, hay lectores a los que les fascina y otros a los que no, y que buena parte del ruido que está montándose en torno a Millenium viene dado por parte de la promoción editorial que se está haciendo a la misma.
En cualquier caso, coincido contigo: no lo intenté con El código Da Vinci, Los pilares de la Tierra me aburrieron, al igual que El niño del pijama de rayas. Sin embargo La sombra del viento me enganchó y tuve que terminármelo en un día de lectura compulsiva. Me encantó la forma de narrar de Zafón, y la historia en torno a los libros. Tal vez por eso, y por ser algo más mediocre, La sombra del ángel me aburrió.
Y sí, de vez en cuando conviene “descansar la mente” con lecturas tal vez más banales, pero que resultan entretenidas y no requieren por nuestra parte de un estudio psicológico profundo de los personajes y sus motivaciones. Y si los libros están bien escritos, siempre se aprende algo, aunque sea parte de la fórmula secreta de cómo enganchar a lectores y no lectores (aquellos que no suelen tener el hábito de hacerlo) de esa manera.

Gracias por lo del título ;) ¡Nos leemos!

Mithdraug dijo...

Señor Piterlouis, las oscuras motivaciones mueven a impulsos irreflexivos, jejeje.

Sobre la novela, ya comentaba más arriba que, dentro de lo que cabe, se lee con fluidez y resulta entretenida, aunque personalmente hubo momentos en los que me empezó a aburrir. Tal vez como lectura veraniega, para la playa (no me mates, Elwen :P), resulte entretenida. A ver qué le parece a tu novia y, posteriormente, a ti.

La sombra del viento sí que me gustó, como decía más arriba, aunque también tengo amigos a los que no le pareció gran cosa. Eso sí, en la redacción, en la forma de narrar, como bien dices, Zafón está hecho un hacha. A ver qué te parece el final, ya nos contarás.

Gracias, finalmente, por visitar esta humilde bitácora :)

comiquera dijo...

Coincido con tu apreciación con respecto a que lo de estas novelas no es para tanto... Hay novela negra de mejor calidad y mil veces mejor escrita que Millenium.
Por otra parte te comento que tu reseña enviada a colaBLOGra no se va a publicar porque no hemos tenido en stock el libro A punta de espada.
Pero podrías añadir esta :-)
Un saludo y gracias por participar

Mithdraug dijo...

Em efecto, comiquera, hay mejores novelas del género, mucho mejor escritas y con tramas más apasionantes... Pero los bestsellers parecen ser un género aparte, impredecible al menos para mí.

Respecto al comentario, vi en vuestro blog esta mañana la entrada sobre los comentarios de blogs asociados a los libros. Mea culpa no haber comprobado antes la disponibilidad del libro en la web. Haré la prueba con esta entrada, me puede la curiosidad al respecto, jejeje.

¡Saludos!

jeffreyabbot dijo...

Pues a mi me ha encantado. ¿Que hay mejores novelas que esta? obviamentem (sin ir más lejos alguna de su compatriota Mankell) ¿Que se ha convertido en fenómeno de masas? sin duda. Pero no deja de ser un grandísimo thriller, que creo que es lo que su autor buscaba.

Homo libris dijo...

Jeffreyabbot, por supuesto, sobre gustos no hay nada escrito, y lo que aquí plasmo es mi opinión personal (e intransferible :)). Lo cierto es que no critico la novela por convertirse en fenómeno de masas, sino porque no cumple mis expectativas más mínimas respecto a una novela de la que espero mero divertimento. Como ya decía, me aburre por momentos, aunque la trama está preparada para que no nos perdamos en ningún momento; también me descolocan algunas descripciones de objetos, y la gran cantidad de “paja” en forma de páginas que no avanzan en nada que incluye el libro. Y la angustia, la sensación de querer leer más para saber cómo termina la historia, no le he tenido en ningún momento. Por esto, para mí, supone una novela mediocre para el género. El que haya tenido tanto éxito es lo que me sorprende, no termino de ver qué le ve la gente y, sobre todo, la gente que no suele leer y se adentra en las 600 páginas de este libro (y los que le siguen).

En cuanto a Mankell, coincido plenamente contigo ;)

Saludos.

El Guisante Verde Project dijo...

Hola, Homo libris, antes llamado Mithdraug, creo, soy Roberto, de El Guisante Verde Project, y, aunque tarde, paso por aquí ya que acabo de terminar la primera parte de esta lamentable muestra de cómo funciona el mercado editorial.
Realmente es complicado añadir algo nuevo a tu análisis, ya que coincido plenamente contigo en todos sus puntos.
Yo tampoco le veo la gracia por ningún sitio, entendida ésta como el arte de vender miles de copias por arte de birlibirloque.
Hasta ahora tenía enfilada "Los Pilares de la Tierra", a la que sobran, al menos 200 páginas, y mira que a mi, con mi carrera tendría que gustarme a rabiar.
El puesto de honor se lo paso de inmediato a "Los hombres....."
Un saludo!

Homo libris dijo...

Bienvenido, Roberto, y gracias por tu opinión. Me alegra verte por aquí, ya que Maribel acude de vez en cuando, y yo os leo de forma conjunta y habitual en El Guisante Verde Project.

En efecto, me vengo sorprendiendo por la gran cantidad de comentarios que no están conformes con el sentir general (o que nos quieren hacer ver como el más generalizado) respecto al libro en cuestión. Sobre gustos no hay nada escrito, claro está, pero me hace pensar bastante el hecho del fuerte impulso mediático que se está dando para que los tres libros se vendan como rosquillas...

En cuanto a Los Pilares de la Tierra, confieso que no lo terminé. Me aburrió tanto que lo dejé a la mitad.

Sobre mi nombre, creí lo mejor dejarlo en Homo libris, al tener el blog bastante diferenciado de otro mío (Lobosoft, donde sí firmo como Mithdraug), e ir firmando de una u otra manera, como decía, según el tipo de autenticación que se usase en cada sistema de blogs.

¡Nos leemos!