lunes, 4 de mayo de 2009

La aparición del hombre

Soy un confeso seguidor de la Biología y, en particular, de la Antropología Biológica. Me apasiona la evolución del hombre, y es por ello que entre mis lecturas de cabecera se encuentran algunas que, de forma rigurosa a la par que amena, tratan sobre esta faceta de la evolución y de nuestro pasado -no en balde este blog fue bautizado como Homo libris por la conjunción de ambas aficiones-. Si tenemos en cuenta este hecho, no os resultará extraño que, uniendo a la celebración del año Darwin el interés despertado por la serie de Los hijos de la Tierra, de Auel, entre los comentarios a la última entrada del blog, y ya que acabo de concluir la lectura de La aparición del hombre, del biólogo e historiador alemán Josef H. Reichholf, el título de la de hoy coincida con el del libro.

¿Qué importancia tienen las rayas para las cebras? ¿Por qué el caballo apareció en América y terminó por extinguirse allí, tras su expansión por Asia, Europa y África? ¿Qué provocó el aumento del cerebro en el australopiteco? ¿Y las expediciones del Homo erectus fuera de su cuna, en África? ¿Por qué se extinguieron los Neandertales? La aparición del hombre es un libro de divulgación científica, escrito de forma tan amena que en ocasiones me ha parecido estar viendo, como si de un documental se tratase, e incluso como si allí estuviera en ese momento, los hechos que intentan dar respuesta a esas y a otras muchas preguntas. Hechos relacionados más estrechamente de lo que cabría suponer en un principio, y que pueden arrojar algo de luz sobre el porqué ocurrieron así las cosas y cómo hemos llegado hasta el lugar que ocupamos a día de hoy en el planeta.

Hacía tiempo que no me divertía tanto un libro sobre evolución humana. Partiendo de una introducción básica a la genética mitocondrial y al devenir de las eras geológicas, Reichholf pasa a narrarnos, como si de una novela se tratase, las desventuras que vivió aquel primitivo mamífero hasta llegar a convertirse en el humano moderno. Posiblemente, las polémicas declaraciones del autor acerca de los motivos que llevaron al Homo sapiens sapiens a establecerse de forma definitiva en asentamientos, dejando de lado la vida de cazador-recolector para hacerse sedentario llevaran a equipararle con Desmond Morris, otro biólogo bastante conocido por su obra El mono desnudo. Sin embargo, ambas obras ofrecen enfoques muy distintos a la par que complementarios (el primero, mediante el estudio de la evolución desde la perspectiva del cambio genético y la presión del entorno; el segundo haciendo hincapié en el estudio del comportamiento humano desde la perspectiva de la Etología), acerca de cómo y por qué caprichos de la evolución llegamos a ser de ésta y no de otra forma.

En resumen, una obra a tener en cuenta si queremos pasar un buen rato aprendiendo un poco más sobre la Prehistoria, el peso de los factores externos en la evolución, y sobre nosotros mismos.

6 comentarios :

Elwen dijo...

Realmente hablas con pasión del tema, y acabas por contagiarlo ^_^

Mithdraug dijo...

Me alegra que te agrade, Elwen. La verdad es que se trata de un tema fascinante, tanto en la realidad (con obras como ésta, divulgativa) como en la ficción (la saga de Los Hijos de la Tierra, o una que acabo de descubrir, con un enfoque más juvenil, Crónicas de la Prehistoria, de Michelle Paver, y que habrá que leer). Preguntas del tipo ¿cómo hemos llegado hasta aquí? o ¿por qué somos así? reciben una respuesta adecuada si tenemos en cuenta nuestro pasado.

¡Un saludo!

lammermoor dijo...

Vuelvo a escribir un correo furtivo pero no puedo aguantarme. Me encanta esta entrada; estaba caleyando por los enlaces de tu blog. La deesilla (me acordé de mi hermana; siempre que vamos de excursión, termina dándome una clase de biológía, y en las fotos -entre las nuestras-aparecen todo tipo de bichos.
También yo leo libros sobre evolución. Como llegué a ellos fue algo rocambolesco. Leí a Desmond Morris pero no conocía a este autor; tomo nota.
Me estoy lanzando así que mejor lo dejo aquí. De este tema tenemos que hablar; a ver si le dedico una entrada a estos tipos de libros y el por qué me aficioné a ellos.

Mithdraug dijo...

Precisamente dentro de poco empezaré un librito al que le tengo muchas ganas: El pico del pinzón. Me lo recomendó un amigo de estos biólogos que tengo, y algo dejaré por aquí sobre el mismo.

Me encantan estos temas porque soy un biólogo en cuerpo de informático. Nada me gustaría más que estudiar Biología formalmente algún día.

En cuanto a La Dehesilla News, fue mi primer blog, nacido por la distancia que me separaba de mi casa de siempre. Lo creé tiempo después de venirme a vivir a Málaga, ya que siempre había sido un activo participante de una agrupación de voluntariado ambiental allí Granada, y echaba de menos algo de acción. Últimamente lo tengo muy parado, pero me dan ganas de reabrirlo, o bien crear algún otro sobre esta temática, pero menos centrado en la denuncia y más en concienciar y descubrir :)

Ya me contarás más en detalle sobre esta afición tuya. Si consideras que la entrada es lo más adecuado, estaré deseoso de leerla :)

¡Saludos!

lammermoor dijo...

Estuve pensando que uno de mis adjuntos "ineditos" menciona algunos de esos títulos y como di con ellos.
De momento, tengo un libro que me recomendó una amiga de mi hermana, también bióloga: "Evolution for everyone", de David Sloan Wilson. Espero leerlo durante el verano.
Hay otro que me pasó Ismael: "El simio y el aprendíz de Sushi. Reflexiones de un primatólogo sobre la cultura", de M. de Waal. Me gustó mucho y luego se lo recomendé a mi hermana (como ves, esto es una cadena)

Mithdraug dijo...

Jejeje, una cadena sin fin, Lammermoor, ya que ahora me los anoto yo para buscarlos en cuanto pueda.

Ayer leí algo de Las caras del tigre, de Alfonso Mateo Sagasta, y me llamó la atención, así que indagaré un poco más sobre él y lo mismo lo consigo para el veranito. Otro que también está en mi lista de pendientes es orros, ciencia, erizos y literatura, de Nanelle R. Barash y David P. Barash.

Con el tema de ser el "año Darwin", tengo pendiente una entrada sobre este tipo de libros desde hace unos meses. Pero quería esperar a releer en verano La evolución de las especies antes de escribirlo. ¡Ahora las lecturas se me acumulan! :D

Saludos.