lunes, 27 de julio de 2009

Una librería muy literaria

Después de una serie de días más que perdido de la blogosfera –motivos laborales y personales que han ido minando el ánimo y la disponibilidad de tiempo libre-, me encuentro nuevamente por aquí, y espero que por el club de lectura, para quedarme. Aunque el fin de semana que se avecina también será movido, ya que partimos para Valencia, donde Azote tendrá que trabajar un poco y yo intentaré aprovechar para hacer una visita a las librerías de la ciudad, aprovecho para dejaros una fotito de nuestras últimas adquisiciones. Esta misma tarde hemos descubierto una librería en pleno centro de Málaga, muy cerquita de la Plaza de la Merced, en la calle Frailes, llamada Librería Literaria. Al verla nos ha llamado la atención el cartel que tenía junto a la puerta con la tan apetecible como temible palabra “Liquidación”. Al tratarse de una librería de viejo pensábamos que iba a cerrar, así que hemos entrado para aprovechar el momento buscar algo interesante (¡Carpe Diem!), y he aquí la remesa que hemos conseguido:

  • Trópico de Cáncer y Trópico de Capricornio, de Henry Miller.
  • Fiesta, de Ernest Hemingway.
  • Nuevas historias para leer a plena luz, una recopilación de historias de terror y suspense por el genio del cine, Alfred Hitchcock.
  • La roja insignia del valor, de Stephen Crane.
  • Toda la noche oyeron pasar pájaros, de J. M. Caballero Bonald.
  • Volverás a Región, de Juan Benet.
  • Señas de identidad, de Juan Goytisolo.
  • El prisionero de Zenda, de Anthony Hope.
  • El Gatopardo, de Giuseppe Tomasi di Lampedusa.
En total, 10 libros por 20€, toda una ganga. Charlando después con el librero y con un amigo suyo que le acompañaba, nos ha comentado que lo de la liquidación era una estrategia comercial que usa él de vez en cuando para llamar la atención de la gente. Que de momento no cierra, aunque sólo abre por las tardes. La librería me ha encantado, y tras recibir esta buena noticia, obvia decir que pasaré de vez en cuando por allí para seguir hurgando entre sus estantes con olor a polvo y libros viejos que me encanta y que constituye parte de la dieta de todo buen bibliobulímico. Ya os contaré un poco más sobre la librería en cuanto tenga ocasión de pasar por ella una vez más.

Y ahora, cómo no, ¡feliz lectura!

19 comentarios :

Leox dijo...

Yo gracias a club bruguera y planeta he leído a varios clásicos. Conrad , Stevenson. En pequeñas grandes joyas , al igual que los bolsilibros , usted entiende homo libris

estodevivir dijo...

vaya, que descubrimiento, que felicidad se siente cuando se explora una nueva librería y no desilusiona, especialmente las de viejo...

Isi dijo...

Pues mira qué casualidad que mis padres (cuya biblioteca estoy ordenando e informatizando) tienen esa colección del club Bruguera y faltan 10 libros, que dicen que no compraron porque ya los tenían en otra edición... pero Trópico de Cáncer, de momento, aún no ha aparecido. Sólo tenemos un trópico :((
Pero guardo la esperanza de que aparezca (aún quedarán unos 300 libros por limpiar y ordenar).

Con respecto a la librería, me alegro de que la hayas descubierto! y de que todo allí sea tan barato!! jeje, da gusto encontrar cosas así, verdad??

R. dijo...

Felicitaciones por los libros, Homo libris! Por acá casi todos los títulos que nos muestras en esas ediciones aún se consiguen.

Regresar a casa con una sonrisa de oreja a oreja, luego de una fructífera visita a los libreros de viejo, es para contarlo a todo el mundo.

Saludos,
R.

Elwen dijo...

Me encantan las librerías de viejo (como tú las llamas). Aquí solo tenemos una así que es una aventura ir y descubrir alguna joya que andabas buscando. No suelo llamarla "de viejo" porque normalmente lo que me traigo a casa son libros nuevos.

loquemeahorro dijo...

Me has recordado a una tienda de muebles que había en la calle de mi abuela, cuando yo era pequeña y que tuvo el cartel de "Liquidación" durante toda mi infancia y adolescencia.

Qué alegría da comprar bien y barato, yo también compré 9 libros a 18 euros (o algo así) en una librería "de viejo" estas vacaciones.

Hilario dijo...

Que te vaya bien por esta ciudad nuestra llamada Valencia. Las mejores librerias están todas por el centro, espero que no pases mucho calor.

mariano skan dijo...

Hola, la verdad que pegaste una buena oferta. Del club bruguera tengo La conciencia de Zeno de Svevo y Adiós a las armas de Hemingway. Supe tener 62 modelo para armar pero en uno de esos cambios de libros que uno hace con amigos quedó sellado un pacto tácito de no devolución, yo me quedé con Bestiario.
Me gustó el blog, seguiré pasando.
saludos

lammermoor dijo...

Ya os comenté que nunca compré en una librería de viejo. Si en los puestos que los domingos se ponen en El Fontán o en alguna feria del libro de segunda mano. Pero la verdad es que cada vez me apetece más.
Del Club Bruguera tuvimos una buena colección. Tengo que hacer una incursión por casa de mi madre, porque seguro que queda algún libro allí.
Disfrutad de la estancia en Valencia

P.D: conozco un par de tiendas que llevan "liquidando" toda la vida. Pura estrategia comercial, que suele funcionar, además.

Homo libris dijo...

Leox, la verdad es que sí, gracias a Bruguera creo que muchos leímos en su día a los clásicos, grandes novelas de aventuras y divertidos bolsilibros. Aquí en España fue una editorial bastante pionera, y durante su periodo vital publicó todo tipo de libros y colecciones interesantes. Me apenó mucho cuando terminó por cerrar, aunque pasado el tiempo, e indagando precisamente en el pasado bolsilibresco, me encontré con el lado oscuro de la misma: los contratos draconianos, las míseras pagas a los autores, la imposición de contenidos y forma… Pero bueno, es parte de la historia, y como tal debemos entenderla.

Estodevivir, es cierto que encontrar una nueva librería, especialmente estas de saldo y/o de viejo, repletas de tesoros por descubrir, y tan diferentes a las librerías convencionales, que únicamente tienen en sus estantes sitio para la última novedad, es toda una gozada. Por eso quería ir dejando de cuando en cuando en el blog entradas sobre las mismas. Cuando visito una ciudad y descubro una de ellas me encanta y, en ocasiones, suelo mirar antes para dejar una parte de las probabilidades de encontrarlas al azar, pero “cubrirme las espaldas” con algún acierto seguro y certero :)

Isi, yo tengo algún otro libro de la colección Club Bruguera, y creo que tenía algunos más que desaparecieron hace tiempo, mucho tiempo. A ver si apareciese ese Trópico de Cáncer (es el número 10 de la serie, por si te sirve de ayuda). Si no lo encontráis y deseas tenerlo en esa colección, coméntame y lo anoto mentalmente para tenerlo en cuenta cuando recorra estas librerías.

R., me sorprende que se encuentren estos libros por allá, estando descatalogados hace tiempo. ¿Son los libros que Bruguera editó también en América? ¿O posiblemente los llevaron para allá tras el desmembramiento de la editorial? ¿Se siguen consiguiendo nuevos, o son libros de segunda mano? En cuanto a la alegría del descubrimiento y las ganas de compartirlo, la verdad es que estos últimos tiempos pequeñas sorpresas como esta han sido lo mejor del día.

Elwen, suelo llamarlas de viejo porque me gusta su sonoridad, y porque la mayoría que visito suelen tener libros usados junto a otros sin estrenar (algunos de los de la fotografía venían aún con su celofán protector). De las librerías de saldo, con libros baratos pero nuevos, guardo un recuerdo maravilloso de la Urbano de Ocasión de Granada, una librería ubicada en un subterráneo con ínfulas de bajo comercial (no era ni una cosa ni otra plenamente, jejeje), y que nutrió mis estanterías hasta que cerraron, durante mi económicamente precaria etapa estudiantil.

Loquemeahorro, también recuerdo alguna tienda de ropa que mantuvo durante años el cartel de Liquidación en sus escaparates. Sin duda, comprar así de baratito, es una gozada.

Hilario, no sabía que eras de Valencia. Pues sí, vamos para allá el viernes, y ya tengo echado el ojo a las librerías París-Valencia, y tomo buena nota de la ubicación del resto para recorrer el centro buscándolas (y disfrutando de la ciudad, claro está).

Mariano Skan, uno de los libros que tengo de Club Lectura es precisamente de Borges. De Cortázar los tengo en diferentes ediciones (Cátedra, Alianza…), pero tenía ganas de hincar el diente a los de Henry Miller y ésta ha sido una muy buena opción para hacerlo. Me alegra que te gustase el blog, te esperamos por aquí.

Lammermoor, como ya decía Loquemeahorro, es cierto que esas “liquidaciones ficticias” son una buena estrategia comercial. Al menos conmigo sirvió para llamarme la atención; creo que he pasado por esa calle tres o cuatro veces, y nunca me di cuenta de que estaba allí la librería, porque su aspecto de dejadez no contrasta precisamente con el resto del entorno (ya sacaré alguna fotografía para que la veáis). Las librerías de este tipo, y las ferias del libro y puestos en las calles son una buena forma de encontrar pequeñas joyitas como estas.

Gracias a todos por comentar. ¡Feliz lectura!

Carmina dijo...

Homo Libris bienvenido a mi tierra, y espero lo pases bien, y no te consuma el calor, espero el levante de tregua, si puedes pasate por Paris-Valencia es una libreria de viejo que frecuentaba en mis años de estudiante... me gustaba trastear por su interior, alli me llegue a comprar libros por cien pesetas, cuando la edicion mas nueva estaba por las tres mil o cuatrao mil... ah y yo tambien estoy un poco ausente del club y del blog, se intenta estar por estos lares pero no siempre es posible

Homo libris dijo...

Carmina, es cierto que andas muy perdida, tanto por el club como por el blog, y espero que sea para bien. No sabía que eras de Valencia, como al parecer lo es también nuestro común amigo Hilario.

Voy para allá por motivos laborales (más de Azote que míos, ciertamente), a la Campus Party, pero quería aprovechar para hacer esa visita librera que os comentaba. París-Valencia es una visita imprescindible, y fija (jejeje, tengo un pedido hecho y para recoger allí, aunque aprovecharé para ver qué mas cositas tienen sobre la marcha), y si veo alguna otra, pues mejor que mejor.

Gracias por la recomendación, y espero que vaya todo muy bien por allí.

Un saludo.

Eva dijo...

Que suerte ¿no? me das mucha envidia, la semana que viene yo me traslado a un pueblecito que me han chivado que hay una tienda que vende los libros de segunda mano. Tengo unas ganas...

Homo libris dijo...

Bueno, Eva, la verdad es que será no parar, pero al menos la visita a la París-Valencia la tengo asegurada. Que las horas de viaje merezcan la pena, al menos, por esto, jejeje.

Buen fin de semana, y espero que la próxima pueda estar más activo por aquí, aunque ya vislumbro nubarrones en lontananza...

Saludos.

Carmina dijo...

me gustaria decirte que es por bien Homo Libris pero son etapas de la vida que toda persona debe afrontar, sin embargo he intentado hacer los deberes y estoy leyendo Tokio Blues de Murakami, y al final consegui el Tristam Shandy pero en edicion bolsillo, y con una letra tan pequeña que al final antes de terminar de leer el primer volumen he desistido, me duelen demasiado los ojos y cada día es un dolor de cabeza seguro, asi que al final por prescripcion facultativa he decidido no leer el clásico... espero volver pronto, de todas manera colgue dos entradas antes de desaparecer... lo que pasa es que no tengo tiempo para actualizar

Homo libris dijo...

Espero que pronto sea para bien, Carmina. Con Tokio Blues esperamos tus comentarios: yo también tengo que ponerme las pilas con ellos. Con Tristam Shandy creo que me pondré al 100% la próxima semana. Lo conseguí tarde, en la biblioteca pública, ya que por las vacaciones estivales, en la librería no me aseguraban que pudieran servirlo, y con el tema del trabajo y demás, no he podido ponerme con ello. La próxima semana será fuerte, pero espero sacar ratitos por las noches para leerlo y comentar en el club.

Espero que pronto estés de nuevo con todos nosotros, en el club y, por supuesto, en tu blog.

bibliobulimica dijo...

Debo decir que en casa de mis padres tienen esa colección del club brugera...el único libro que les falta es el de Carson MacCullers "El corazón es un cazador solitario" que todo mundo me recomienda y está descatalogado :-(

Fíjate que no se me había ocurrido buscarlo en las librerías de segunda mano que hay en la ciudad, pero es lo que voy a hacer...

¡que tengan un bonito viaje y que se diviertan mucho Azote y tú!

¡saludos!
Ale.

maribel dijo...

Hola Homolibris
espero que el viaje a Valencia os cunda, tanto a Azote como a ti. Las librerias de viejo siempre son una aventura.
Yo estoy como tú, más fuera que dentro, este es un año atípico y ante la crisis la única solución es "trabajar más"( espero que ambos tengamos un ratito para este fantástico grupo!),
así que tengo que ponerme con el club de lectura, menos mal que tengo leídos los libros de Murakami ( El Tristam Shandy lo tengo que localizar áun), pero bueno, El Guisante se ha llevado de vacaciones "Sputnik, mi amor", tanto Roberto como yo lo hemos léido ya, cumplía todas las exigencias que suele relatar Isi, pesar poco, ser cortito..., nuestras vacaciones suelen tener pocos huecos para leer, ya os iremos contando ;-)
Me encanta saber que Carmina e Hilario están por Valencia, una ciudad vital, no paseis mucho calor!!

Homo libris dijo...

Maribel, sin duda tenemos un año que se enfrenta de pleno a nuestro derecho al disfrute de la lectura y del tiempo libre, pero podremos con él. Bienvenida, en primer lugar, tras las vacaciones, que ya veo que habéis pasado de muerte (a ver si luego puedo pasarme y comentar por el blog, que lo estuve leyendo pero sin tiempo apenas de decir nada).

¡Nos leemos!