viernes, 12 de marzo de 2010

A su memoria

“A la memoria de mi amigo Félix Rodríguez de la Fuente”.

Así rezaba la dedicatoria de Los santos inocentes, uno de los libros inmortales de nuestra literatura. Miguel Delibes fue amigo de Félix Rodríguez de la Fuente y compartieron salidas al campo, un hijo (biológico y moral en Miguel Delibes de Castro, que aprendió de ambos y siguió los pasos del naturalista) y una concepción del hombre y de la naturaleza en la que no es posible entender el uno sin la otra ni esta sin aquel.

Cazador comprometido con la defensa de una naturaleza sin la que puede ser entendido el ejercicio cinegético, más allá de la mera concepción deportiva del mismo que tantos intentan hoy día imponer, su obra estuvo siempre vinculada a la infancia, a la naturaleza y a la propia esencia del ser humano.

No podría haber escogido otra época para marcharse sino en cercanía con la de su amigo, ahora que se cumplen 30 años de su fallecimiento. Se nos ha ido Miguel Delibes a los 89 años de edad, y no me salen las palabras, ni el verbo ágil de Félix ni la siempre acertada palabra del vallisoletano, para decirle adiós a alguien que, más que mi autor preferido en lengua castellana, ha sido siempre un mentor y un amigo.

Azarias, la milana bonita, Daniel, el Mochuelo y el Nini le acompañarán por siempre.

Descanse en paz.

14 comentarios :

lammermoor dijo...

Se va y nos quedamos un poco más solos. Aunque al mismo tiempo, siempre estará con nosotros a través de sus libros.

Isi dijo...

Justo acababa de leer las noticias y la entrada de Lammermoor.
Yo tendré que leer algo suyo...

loquemeahorro dijo...

Vengo de comentar en el blog de Lammermoor.

Qué entradas más bonitas. Son buenos homenajes.

Lo que comentas ahí del Nobel, en fin, es algo más que vergonzoso.

Por cierto ¿Viste ayer el documental en la 2 sobre F.Rguez de la Fuente?
Me acordé mucho de tí, fue muy emotivo.

@scen dijo...

Creo que volver a leer sus libros sería un buen homenaje.

Homo libris dijo...

Lammermoor, siempre estará con nosotros, como dices... siempre lo estuvo, más que con quienes ahora pretenden homenajearle buscando protagonismo, como bien indicas en tu entrada: te vas pero te quedas.

En cualquier caso, por aquí hay una entrevista interesante.

Isi, por supuesto que sí, y verás cómo te gusta... con otros autores puedo dudar a la hora de recomendarles a cualquier persona, pero no con Delibes: era universal.

Loque, estas entradas están escritas desde el corazón, te lo aseguro. :)

Sí, sí que pude ver parte del documental dedicado a Félix (la segunda parte), aunque si no estoy equivocado es uno que vi hace tiempo. Lo cierto es que la figura de Félix era imponente, debió de ser un hombre realmente extraordinario, ¿verdad?

Un fuerte abrazo.

Homo libris dijo...

Ascen, yo creo que sí. De hecho, los más conocidos son fáciles de encontrar en Destino, aunque como dice Lammermoor hay otros que quedaron descatalogados incluso hacía tiempo.

Lo que sí es cierto es que desde hace tres años se venían publicando sus obras completas por parte de Galaxia Gutemberg, al ritmo de dos volúmenes al año.La colección finalizaría en diciembre de este año (yo estoy haciéndome con ella a través de Círculo de Lectores), aunque imagino que es posible que adelanten su publicación.

Un fuerte abrazo.

bibliobulimica dijo...

que bonito homenaje...

es siempre difícil despedir a aquellos con quienes hemos compartido (y que lector no se siente amigo de su escritor favorito) pero como bien ha escrito lammermoor: él seguirá en sus obras, donde nuevos lectores podrán seguir esa amistad.

Un abrazo,
Ale.

Libros dijo...

¡Hola!

Soy Iván, el coordinador del blog Libros y Literatura. Quiero invitarte a ti y a todos tus lectores a participar en un concurso de fotos y literatura que hemos organizado en nuestro blog. Puedes ver toda la información en http://www.librosyliteratura.es/concursofotosyliteratura.html

Además, si consideras que la información puede ser útil a tus lectores, te agradecería mucho que la publicaras en tu blog.

Un cordial saludo

Javier 16 dijo...

Esta mañana mientras escuchaba la radio, han dado la noticia firme de su recta final, me he quedado pensativo y recordándo lo poco que tengo de él. Minutos después, han dado la de su fallecimiento.

Miguel, contó una vez que, la vida había sido cómoda y disfrutable hasta los 70 años de edad. Comentaba, el incomveniente de los dolores de la vejez en una edad prácticamente artificial, en torno, y a partir de esos años. Sobre todo, si le impedía realizar sus sagrados paseos.

En fin...como dijo él: espero que junto a Félix, encuentren si existe, ese espacio lleno de naturaleza y vida, para seguir haciendo lo que más les gustaba.
Saludos.

Lucía Corujo dijo...

Hoy estamos de luto.

Saludos

Último Íbero dijo...

Javier 16, te aseguro que Félix y Miguel (¡que me permitan el tuteo!) ya estarán en ese lugar.

Ojalá desde allí puedan ayudarnos a los que aún estamos aquí a tratar mejor a la Naturaleza y hacernos dignos herederos de sus palabras, de sus ideas y de sus sentimientos.

¡Qué poco he leído de Delibes!¡Qué poco se, en realidad, de Rodríguez de la Fuente! Y sin embargo, desde que nací, han estado ahí, de un modo u otro. Con sus libros, con los documentales, con sus palabras, sus recuerdos. Y siempre, siempre, siempre, desde una perspectiva positiva, ilusionante, vigorizante.

En estos tiempos que corren, que nos ha tocado vivir, echaremos de menos el no tenerlos a nuestro lado cuando se alcen las voces del engaño y la manipulación. Por eso, ahora más que nunca, tenemos que seguir sus pasos y descubrir por nosotros mismos que en esos campos castellanos, en esas imágenes robadas con cariño a los lobos, está la Vida.

Aunque en nuestras ciudades no la percibamos, pero si en nuestras almas.

Miguel Delibes, Félix Rodríguez de la Fuente, están vivos en nosotros.

Lo siento. No me salen las palabras.

Isi dijo...

¡¡Hoy en google celebran su aniversario!! ponen un dibujo muy bonito, me ha gustado!

Isi dijo...

Vaya, ayer me confundí de entrada; lo que quería decir es que había un dibujo en google de Félix Rodríguez de la Fuente, pero comenté en esta entrada.
SOrry

El Guisante Verde Project dijo...

Miguel se ha ido, creo que como entró y permaneció en nuestras vidas, sin hacer apenas ruido.
Estuvo con nosotros durante nuestro cambio al instituto, luego nos acompañó a la universidad, y después se vino a vivir con nosotros.
Ahora se ha ido, pero realmente creo que no ha sido así, que siempre estará con nosotros, en nuestro recuerdo, en las calles por donde paseaba "el hereje", en la meseta castellana... para siempre.