lunes, 1 de marzo de 2010

Declaración de intenciones para marzo

¡Dos entradas en todo un mes! ¡Que el escarnio y la mayor de las vergüenzas caigan sobre mí y toda mi estirpe, que de Homo libris en Homo libris, generación tras generación, gen a gen, quedemos marcados por la ignominia de quienes permitieron que nuestro blog quedase desterrado por ostracismo, por la inactividad que le ha caracterizado poco tiempo después de cumplir un año de existencia!

Huy… ¿están ustedes por aquí? Discúlpenme y permítanme recomponer mis vestiduras. No esperaba, ciertamente, su pronta visita. Estoy tan acostumbrado, últimamente, a la soledad que me imponen las obligaciones, que he permitido caer en la imperdonable falta de descuidar las más básicas normas de etiqueta. ¿Desean tomar algo? Siéntense, tomen asiento y permítanme recoger sus abrigos. En seguida estoy con ustedes.

El mes de febrero ha resultado bastante nefasto para el blog (para todos los míos, ciertamente), aunque qué voy a contar que no sea ya sabido por todos quienes los visitáis con cierta frecuencia. Lo peor es que marzo no se avecina más calmo que febrero (parece que las tormentas no se limitan únicamente a la meteorología últimamente), pero voy a intentar que los blogs no lo acusen tanto. Sobre la mesa se depositan algunos de los títulos que han ocupado, ocupan u ocuparán mi tiempo en lo sucesivo. Con algunos de ellos prometo no torturaros demasiado (la Guía de campo de los insectos de España y Europa, por ejemplo, me ha sido valiosísima aunque su traducción no sea todo lo buena que debiera, al igual que la magnífica Entomología esencial de McGavin que un amigo tuvo a bien prestarme y que me ha encantado hasta el punto de que tendré que hacerme con una copia de cara a la próxima primavera), aunque otros sí que puede que os resulten de interés (os tomo la palabra respecto a lo que comentasteis en verano al respecto de las reseñas sobre ensayos que llamasen mi atención) a pesar de ser material de estudio en la carrera, como Redes que dan libertad o El impacto político de los movimientos sociales. Otros, que se sitúan a medio camino entre la obligación y la devoción (aunque casi diría que se trata del mismo sendero en este caso) son ¿Quién debe a quién?, deuda ecológica y deuda externa, La salud que viene o Sueño y mentira del ecologismo. De todas formas, tanto para estos como para los documentales que van engrosando la cola de vídeos pendientes de ver posiblemente guarde un espacio mayor en las andanzas de cierto trotalomas que por aquí, para descanso del personal. Pero no todo serán ensayos, la literatura tiene también su espacio por aquí (eso siempre, por supuesto). Ahora ando viajando junto a Holmes por el Tíbet, y pronto os contaré algo sobre tan singular aventura. Tengo ganas de conocer cuál es El nombre del viento, aunque me consta que muchos ya sabéis de él, y Vonnegut me espera desde hace ya demasiado tiempo para embarcar hacia las Galápagos. Una visita a la siempre apetecible librería de Torremolinos ha hecho que, además sumar otros títulos a los pendientes de leer, cuente con una invitación a conocer El reino de los réprobos de la mano de Burguess.

Pero este mes es el de Félix Rodríguez de la Fuente. Nació y murió el 14 de marzo, y de la fatídica fecha se cumplirán en unos días 30 años. Por esto el naturalista que nos marcó a tantos tendrá una especial presencia en el blog estos días.

Nos leemos.

20 comentarios :

Isi dijo...

La primer!!
Ahora me voy a leer la entrada

Isi dijo...

yo paso del de los insectos de España (y de cualquier país, por supuesto) jiji
Me encanta que hayas decidido dedicar el mes a Félix Rodríguez de la Fuente.
El de Las brujas y su mundo ya lo he leído y está muy bien; nos cuenta toda la mitología de todo el mundo al respecto de las "brujas".

Homo libris dijo...

Jejeje, "felicitancias", Isi, por ese primer puesto.

Pues lo de los insectos es de lo más interesante, pero ya me daba a mí que ibais a pasar un poco del tema, por eso lo refiero únicamente de pasada (y porque por fin ayer terminé con unas prácticas de lo más amenas reconociendo bichejos). Del de Las brujas y su mundo me olvidé, fíjate las cosas. Es una de los títulos que conseguí en esa librería, y una de las relecturas que quiero hacer en cuanto pueda (leí en su día el de la biblioteca) porque, como dices, es de lo más interesante. En el blog de Alienor (The lady of Shalott, aka La isla de Calipso para quienes no lo conozcan) mencionamos hace tiempo el título a raíz de una de sus entradas, y no recuerdo si comentaste también algo al respecto.

Un abrazote.

Isi dijo...

Pues sabes de dónde lo saqué yo?? En un puente que viajé a Vigo, como allí todo es muy celta y supersticioso (qué tendrá que ver la velocidad con el tocino, ahora que lo pienso), ví el libro en un escaparate y lo compré. Hala, así porque sí!
Sí que lo comenté en el blog de Alienor, pero no me acordaba de la entrada.

Leara dijo...

Hijo... esas lecturas de la carrera no me parecen nada apetecibles xD Pero esa "literatura" sí que estaré gustosa de que la reseñes y me des envidia y ganas de leerla!

Eres como Grisom de CSI! xD con tu afición a los insectillos!!

lammermoor dijo...

Támbién pensaba yo que te nos estás grissonizando. Pero bueno, se de alguien que compartiría gustosamente conversación y libro sobre bichos.
Me parece bien que hagas un Especial Rodriguez de la Fuente.
Seguro que alguno de esos ensayos terminará tentándome.

Elwen dijo...

No te angusties, yo tampoco he podido catar El nombre del Viento aunque descansa desde navidad en mi estantería.

Último Íbero dijo...

Si con todo lo que tienes encima además pudieses mantener este blog con entradas cada dos días (¡o diarias!) significaría que en realidad eres un Terminator venido del futuro que, por algún error de programación como consecuencia del salto temporal, se dedicaría a leer, escribir, estudiar y trabajar.

De todos modos los bichos son buena compañía a su manera. Van a lo suyo y no están todo el tiempo con tonterías como política, fútbol y crónicas rosas. Siguen su plan: ¡dominar el mundo! evitando los insecticidas en la medida de los posible, por supuesto.

Carmina dijo...

Lo logico es que andes mas que saturado y que no puedas atender los blogs, asi que muchacho no ha caido sobre ti la ignonimia, no te preocupes, nosotros como siempre esperando a que actualices para venir raudos y veloces, me da que me van a interesar algunos de tus ensayos, asi que los espero como agua de mayo y espero la meteorologia no me tome la palabra que no veas lo ensapados que estamos ya este otoño invierno... en fin no vale quejarse, me gusta a idea de dedicar entradas a Felix Rodriguez de la Fuente

Fulgida dijo...

Yo también paso de los bichos, pero sí me apunto a ese volumen sobre Darwin que aparece en la foto y al de Norbu, que me apetece un montón leer.
Leer por trabajo/estudio tiene cosas positivas (lees textos a los que quizás no te hubieras aproximado de otra forma, descubres temas nuevos, autores, ideas, etc.), pero también el peso de la etiqueta "obligación". Yo ahora ando con varios libros sobre investigación-acción para los cursos que imparto en el máster y estoy deseando acabar para pasar a otra cosa más... amena.
Genial lo de Rodríguez de la Fuente.
Besos,
F.
P.D.: !No me puedo creer que Elwen y tú aún no hayáis caído en el hechizo de Kvothe!

loquemeahorro dijo...

¡Hola! A mí me cuesta Dios y ayuda actualizar y encima he perdido una entrada, no me preguntes cómo. Así que te entiendo.

Yo también tengo el de las brujas, pero lo dejé a las pocas páginas.

A mí sí me interesa el de los insectos, no me leería el libro entero por mi cuenta, pero seguro que tú haces una reseña muy amena.

Ah, que busqué en mi biblio "El origen de las especies" y ¡Estaba prestado! Alguien más lee estas cosas ¡Y en la periferia madrileña!

Isi dijo...

jajaja Loque eres la pera!! Lo menos que podías hacer es leerte tú también el de los insectos para poder comentarlo con Homo libris y así justificar tu interés por esa futura reseña :D

Por cierto, ví en carrefor el de El origen de las especies en edición de bolsillo muy barata. Lo mismo me lo compro (después de la reseña de Loque, por supuesto).

Javier 16 dijo...

Intenciones..., bastante más que hechos tengo en la saca.
Te cojo el guante de la guía de insectos, ya que, considero su utilidad y necesidad como muy urgente. Estoy muy pez en entomología, y va siendo hora de clasificar algo por el campo.
Saludos.

loquemeahorro dijo...

Bueno Isi, recuerda que hice la reseña del tuyo de la carrera, así que este la hago en un pis-pas, sin leermelo ni nada.
Vale, de este no podría porque no me lo he leído, pero libros de carrera pesados, me he leído un rato...

bibliobulimica dijo...

calma que no cae nada sobre tí...mucho menos escarnio y vergüenza...insectos no se...a lo mejor ;-)
siempre eres un maravilloso anfitrión y es un lujo leerte. Así que cuando quiera que actualices, te leeré con mucho placer. Mientras, no te estreses, lee con calma (lo que no es obligación) y recibe un abrazo,
Ale.

maribel dijo...

Hola!!!
qué bien leerte Homolibris, muy bien tu declaración de intenciones, te pones deberes por escrito.
Bien por el especial de Felix.., lo de los insectos, no sé, no sé....
Yo me apunto al club Loque, como no nos da tiempo de leerlos, leeremos con gusto tus resúmenes; en mi caso también los ensayos, que son en parte trabajo, me aportan muchas satisfacciones; por cierto, gracias a tí tengo pendiente un libro de Ayala.

Vamos, que yo estoy como tú, que Marzo casi que peor, y que no me pongo deberes, os leo, os sigo...un abrazo ;-)

Homo libris dijo...

Isi, estuvimos hablando del libro por aquí, y la verdad es que creo que nos resultó de interés a muchos, aunque a Loque no le apetezca mucho relacionarse con estas viejecitas portadoras de manzanas emponzoñadas, jeje, igual que a muchos de vosotros con los insectos (¿por qué será? :D). De hecho, Leara, el único libro de la carrera que hay por ahí es el de entomología, aunque haya algunos que lo parezcan y otros que también lo son (como los de sociología) me parezcan interesantes para comentarlos por aquí (a Lammemoor, con sus lecturas de Jared Diamond, uno de los materiales complementarios de varias asignaturas, seguro que le doy una alegría, ¿verda? :)).

De todas formas habrá lugar para literatura, para novelas y otros textos de mayor disfrute, para qué vamos a negarlo. Fulgida, tengo El nombre del viento en la estantería desde Navidad, pero no he podido sacar tiempo para el libro, ya que quería leerlo con tranquilidad, y no "picoteando", imagino que tal y como le ocurre a Elwen; por tus comentarios, los de Isi o los de Alienor sobre él, creo que merece la pena esperar para ello... aunque francamente deseo que no sea demasiado tiempo. :)

A Félix creo que merece la pena dedicarle esas entradas y espero que os gusten, de veras. Me consta que Javier tendrá mucho que contarnos al respecto, y no sé si aventuro demasiado pero creo que él puede que dedique algunas palabras "al maestro" de tantos en estos días.

De todas formas, a ver el tiempo que me dejan, y es que amigo Amandil, como bien dices falta me haría ser robot para llegar a buen puerto con todo esto que tengo entre manos (aunque no todo pinta mal, ya salieron algunas notas, jeje, y aunque para algunas asignaturas habría aspirado a algo más de otras no puedo quejarme, ciertamente), sobre todo con el ritmo de trabajo de los últimos meses. El problema de todo esto, Maribel, es que "cuando marzo marcea, mayo mayea" y, si extrapolamos el conocido refrán de la meteorología a las obligaciones, no quiero ni pensar en lo que nos espera en un par de meses, jejeje.

En cualquier caso, siempre será un placer atenderos como buen anfitrión y sacar tiempo, si no para escribir como quisiera, sí para leeros a todos, aquí y en vuestros blogs, Bibliobulímica aunque no siempre pueda comentar como quisiera.

¡Un abrazo grande!

@scen dijo...

Me gusta ver que sabes encontrar el lado bueno a las lecturas de tus obligaciones académicas. Me parace muy positivo. Yo voy a esperar a que reseñes a Holmes, que es uno de mis detectives favoritos (la verdad es que casi todos lo son).
Y la frecuencia de las entradas no es tan importante como su esencia. Una entrada diaria es algo imposible de mantener salvo que te dediques a ello casi en exclusiva.

Un saludo.

P.S: ¡Molas, Isi!, primero firmas y luego lees. Yo como nunca llego pronto no puedo ni siquiera hacer eso.

Homo libris dijo...

Ascen, ya me va quedando poquito del libro de Holmes y, la verdad, la reseña será positiva, jejeje.

En cuanto a las lecturas académicas, en general no me están pesando nada. No se diferencian tanto de algunas que acometía por placer (algunas incluso se "solapan"), pero tampoco quiero que este se convierta en un blog de comentarios de libros de texto o, al menos, a los que me acerqué como tales.

Un abrazo.

Eva dijo...

Me has hecho que me plantee entradas de este tipo a ver si de esta manera al respetaros a vosotros consigo leerme lo que me propongo cada vez que acabo un libro.