viernes, 5 de junio de 2009

A punta de espada

Acabo de terminar una novela preciosista hasta la extenuación. Haciendo gala de un depurado estilismo en la descripción de las situaciones y los personajes, me ha traído a la memoria a algunos autores franceses, encabezados por el propio Dumas, y es que A punta de espada, de Ellen Kushner, es una obra fantástica poco al uso. Estamos ante una novela atípica, no es la espada y brujería habitual lo que encontraremos entre sus páginas, sino la capa y espada de las mejores historias de espadachines. Los hechos que acontecen en la novela transcurren en una ciudad sin nombre, entre los barrios de la ciudad, los de alta cuna y de baja cama. La Ribera ocupa el lugar de la ciudad antigua a orillas del río, que acoge entre sus decadentes edificios y su gloria perdida al pueblo llano, a ladrones y meretrices junto a los propios espadachines, que ofrecen a la nobleza el servicio de sus espadas para restañar honores heridos y limpiar de enemigos el camino hacia el poder. Los nobles, protagonistas también de la novela, con sus intrigas palaciegas y sus engoladas maneras, viven en la Colina, el barrio rico, alejado de la suciedad del río y de los desechos humanos que allí habitan.

El espadachín Richard De Vier, el más grande de entre los suyos, con sus andanzas y retos a muerte, de los que saldrá victorioso gracias a su buen hacer con la espada, y su amigo y compañero Alec, el estudioso de agrio carácter y oscuro pasado, conforman una pareja entrañable, a la que desearemos todos los parabienes posibles. Alec y Richard son pareja a todos los niveles, y es que en el mundo recreado por Kushner, las relaciones amorosas se dan entre personas, de igual o distinto sexo, con toda la naturalidad del mundo. Y es que este Melodrama de costumbres, como subtitula la autora al libro, ofrece como principal aliciente el estudio de las costumbres, de los hábitos de los personajes, siendo éste más importante que el de su psicología e, incluso, que la acción.

Pero no nos llevemos a engaño: A punta de espada es una novela entretenida, que engancha y se lee del tirón, pero la acción está contenida, se nos va dando de forma continuada pero sin sobredosis, de una forma muy real y totalmente creíble. Y nos deja con ganas de más. De más Ribera, con sus lances de espada apenas esbozados por la pluma de Ellen, de saber más sobre las relaciones turbulentas de Richard y Alec, de acompañares y probar el aguado sabor del vino de la taberna más oscura y, por supuesto, con más ganas de conocer las intrigas políticas de la Colina, tan ajena al dolor de los ribereños, donde el máximo castigo para un noble es el destierro al campo, a provincias, y el único honor que vale es el de los poderosos, un lujo del todo vetado a quienes no pertenecen a esta élite.

Descubrí la novela esperando la última novela de Geralt de Rivia, buscando entre los estantes donde se alojaban otros libros de la misma editorial. Me llamó poderosamente la atención la historia que prometía su sinopsis, la portada, los comentarios favorables de George R.R. Martin, Guy Gavriel Kay o Scott Card, pero no imaginé que sería tan bueno. Lo puse en la lista de pendientes: tendría que buscarlo algún día. Pero no fue hasta tiempo después, cuando descubrí en Midnight Eclipse una crítica de la última novela ambientada en este mundo (La caída de los reyes), que volví a pensar en él. Me decidí y lo compré. Y aquí estoy, deseando leer más de Kushner, adentrarme nuevamente en las embarradas calles de la Ribera para perderme entre la niebla y la nieve que cae, perezosa, de los marcos de las ventanas de rotos cristales y perdidos juegos cromáticos.

10 comentarios :

Elwen dijo...

Se me ha puesto una sonrisa de oreja a oreja en leerte. No te imaginas lo mucho que me alegro de que te haya gustado. Para mí es una de esas joyas que descubres por casualidad y acaba ocupando un lugar precioso en tu biblioteca. Es que lo tiene todo; política, espadachines, tabernas y un amor taaaaan profundo... aisss :P

Te veo entusiasmado hacia el resto, así que espero que sus lecturas te sean igualmente gratas

Isi dijo...

no conocía nada de estas historias ni de su autroa. Por la entrada que has hecho, parece una novela fantástica, pero muy diferente.
Hay que probar cosas nuevas, me la apunto!

Mithdraug dijo...

Elwen, la verdad es que sí, que me ha ENCANTADO. Es una maravilla, aun cuando me ha parecido un poco triste que el libro tenga algunas erratas, así como un par de faltas de ortografía y un laísmo que lo han deslucido un poco (teniendo en cuenta la agradabilísima prosa de Kushner, y el precio de la edición, era para que lo hubiesen cuidado un poco más). Vamos, que quitando ese pequeño detalle, que por otro lado nada tiene que ver con la autora, el libro es una pequeña joya que ocupa ya un lugar destacado en mi librería ;)

Saludos.

Mithdraug dijo...

Isi, en efecto, es una novela preciosa, con un enfoque bastante alejado de la fantasía "convencional", pero a la vez muy, muy interesante. Ya nos contarás tu impresión, si te animas con ella.

lammermoor dijo...

Tenía pendiente un comentario en esta entrada cuando veo que tienes una nueva. De momento comento aquí.
No leo demasiada literatura fantástica -en realidad, casi nada- pero resulta tremendamente sugerente lo que cuentas así que... al Plan infinito que va(si la encuentro en la biblioteca, será una de mis "lecturas de verano" Además creo que sería un buen regalo para mi ahijado.

Elwen dijo...

Recalco lo dicho por Mithdraug, de fantasía tiene poco aparte de ser un lugar inventado. Ni elfos, ni enanos, ni magia, ni viajes por mapas a través de lo desconocido. Si nunca has probado el género, éste puede ser un libro muy agradable para intentarlo.

Mithdraug dijo...

Lammermoor, es justo como te dice Elwen: incluir el libro en saco de lo fantástico es, casi, porque así lo hace la editorial al incluirlo en su colección sobre fantasía. Pero se parece más a un Dumas que a un Tolkien (por decirlo de alguna manera :)).

En cualquier caso, y apartando la cuestión de géneros, se trata de una novela redonda, genialmente escrita y con una historia muy, muy bien contada.

Saludos.

maribel dijo...

Me parece muy sugerente la novela, y me declaro como Lammermoor poco dada a la literatura fantástica, de la que veo que Elwen es toda una especialista. No sólo me llama la la tención el post y la defensa que haceis de la obra, sino que tu frase final Mithdraug, bien podía haber sido la cita que te pedían en la convocatoria de Elwen :
" adentrarme nuevamente en las embarradas calles de la Ribera para perderme entre la niebla y la nieve que cae, perezosa, de los marcos de las ventanas de rotos cristales y perdidos juegos cromáticos"
!Quiero leerte a ti!
Maribel, de El Guisante Verde Project

Mithdraug dijo...

Maribel, como apuntábamos más arriba, identificar la novela con la narrativa fantástica es más un procedimiento publicitario por parte de la editorial que una verdadera categorización del libro.

Si te gustan las aventuras, las novelas de espadachines, las descripciones detalladas o la recreación de los ambientes en los que se desenvuelven los protagonistas, la novela te atrapará, sin duda alguna.
En cuanto a mi frase final… bueno, si alguna vez llego a escribir un libro, y tiene al menos 161 páginas, prometo que la quinta frase empezará así, jejeje.

Gracias por tu comentario y, por supuesto, ¡nos leemos!

Leara dijo...

Aish!

Por su Elwen no había sido lo bastante persuasiva ahora leo tu reseña y termina de decidirme.

Ya me pasaré por aquí cuando me libre un poco de la montaña que tengo y pueda leer "esta joyita"

Un besito