domingo, 21 de junio de 2009

Retrocediendo en la Historia con Antonio Muñoz Molina

Ayer se celebraba el Día del Español, y aunque me habría gustado tener la reseña de hoy a tiempo, finalmente terminé el libro pero diversas ocupaciones me obligaron a postergar su escritura hasta hoy domingo. En cualquier caso, diversos medios se hicieron eco de la noticia, así como un par de blogs amigos, a la sazón, el de Azote ortográfico y El cultural de Nerea, nuestras filólogas particulares.

Antonio Muñoz Molina es uno de los autores españoles más destacados, y su extensa obra constituye una heterogénea aproximación al castellano, ya que en su haber se cuentan desde diversas novelas hasta numerosos ensayos y artículos periodísticos. Aunque ya había leído alguna obra de Muñoz Molina, recientemente me encontré en el blog de Isi una reseña de su obra Beatus Ille, que me hizo recordar un libro que tenía pendiente del autor, Córdoba de los Omeyas, de modo que aprovechando una visita a casa de mis padres (que podría ser la Casa Tomada de Cortázar, pues se encuentra literalmente conquistada por mis libros), me traje el libro para leerlo con tranquilidad. Soy partidario, como Serrat , de las voces de la calle más que del diccionario, me privan más los barrios que el centro de la ciudad y los artesanos más que la factoría, la razón que la fuerza, el instinto que la urbanidad, y sin duda del campo y los pueblos antes que de las grandes urbes. Sin embargo, hay algunas ciudades que me han robado el corazón, a veces a primera vista, como si de un flechazo se tratase, en otras ocasiones a fuerza de convivir con ellas. En el primer caso se incluyen Zaragoza y Córdoba, y de esta última habla, claro está, el ensayo de Muñoz Molina.

Córdoba de los Omeyas nos acerca a la fundación de la ciudad de Córdoba, cuando habitándola grandes terratenientes visigodos, que sometían a la población bajo el yugo de la semiesclavitud, los primeros árabes atravesaron el Estrecho de Gibraltar, accediendo a la Península Ibérica y conquistando con relativa facilidad diversas plazas, entre las que se encontraba esta ciudad a orillas del Guadalquivir, el “río grande”. Pasarían los años hasta que llegase quien debería convertir a Córdoba en capital de occidente. Sería Abd al-Rahman ibn Muawiya, hijo de un príncipe Omeya y de una esclava bereber, quien tras vivir una juventud digna en sí misma de ser narrada, por las vicisitudes que tuvo que pasar y el constante peligro que corrió su vida, llegó a Córdoba para conquistarla y someterla, y conseguir que renaciese allí el fulgor de los príncipes Omeyas. El emirato independiente de Córdoba que fundase se convertiría, con el paso del tiempo, en califato, y el esplendor de la ciudad, donde coexistieron durante siglos árabes, judíos y cristianos en relativa paz, iría creciendo al mismo ritmo que su leyenda.



El ensayo se lee como si fuese una novela, resulta ameno y no nos inunda de nombres, fechas y citas. La prosa de Muñoz Molina consigue dotarlo de un tono artístico sin dejar de ser didáctico, y resulta imprescindible, con su extensa bibliografía adjunta, para adentrarnos en el pasado de una de las ciudades con más Historia, e historias, de la España árabe y de al-Andalus.



El otro libro que traigo hoy es El dueño del secreto, también de Muñoz Molina. Azote ortográfico lo tenía por casa, y viendo lo breve del texto, me decidí a leerlo también este fin de semana e incluirlo en un “dos por uno” en toda regla.

En esta novelita, Muñoz Molina retrocede a los últimos tiempos del franquismo para presentarnos a un joven de provincias que viaja a Madrid con la ilusión de estudiar periodismo. Acompañado en todo momento por su máquina de escribir portátil, una Tippa Adler, somos partícipes de sus penurias, del hambre que pasa este joven idealista de izquierdas alimentándose a base de bocadillos de fuagrás y galletas rancias untadas de leche condensada. Comunista convencido, le acompaña en la capital su paisano Ramon Tovar, Tovarich, partidario de la revolución rusa, aunque su mayor amigo será el señor Ataúlfo Ramiro, que le hará partícipe de un secreto que nuestro protagonista no sabrá guardar, lo que provocará el fracaso de un intento de derrocamiento del dictador. De estos hechos se nos hace partícipes nada más comenzar la novela, por lo que el interés de la misma se centra en el estudio psicológico de este cobarde confeso, antihéroe desdeñable, pero aun así entrañable, que recorre el Madrid de entonces siguiendo los designios ajenos que marcan su vida desgobernada. En resumen, una novela de iniciación protagonizada por un personaje en la antípoda del pícaro, el buscón o el lazarillo.

Una novela entrañable por momentos, divertida de principio a fin y narrada con singular genialidad, que puede hacernos pasar unos momentos agradables y acercarnos a una época no tan lejana donde se mezclaban el anhelo del cambio con el miedo a lo que pudiese venir después.

40 comentarios :

Isi dijo...

Me encanta cómo has comentado ambos libros. El primero, por ser ensayo, parece que hace resistirse al bolígrafo encargado de apuntar títulos en la lista; el segundo me llama más. Aunque, de todas maneras, el próximo de Muñoz Molina que voy a leer es Plenilunio (por estar ya en la estantería, no por otra cosa) y cualquiera de este autor queda retrasado.

Bueno, de momento estoy con "El apasionante mundo de la genética veterinaria" (este creo que no lo voy a reseñar) y tengo para rato hasta mañana ;))

Homo libris dijo...

Isi, aunque la novela siempre se presta a ser más amena que el ensayo, en algunos casos -incluido el presente- la verdad es que un buen libro que no sea de ficción puede resultar arrebatador. Cuando leía las desventuras del joven príncipe Abd al-Rahman me han venido a la cabeza algunos hechos de la Guerra de los Tres Reyes, de la saga Canción de Hielo y Fuego, en particular los de una malhadada boda...

Ya nos contarás qué tal con Plenilunio, que fue el primer libro que leí de Muñoz Molina. En cuanto a ese apasionante campo de la genética, no dudo que debe ser divertidísimo. Si te dijera que estoy a punto de comenzar otro ensayo, éste sobre la evolución, seguro que no te sorprendía que te dijese que no me importaría leer esa reseña que no llegará a existir :)

¡Saludos, y buena suerte con lo que os quede! ¡Ya queda menos!

lammermoor dijo...

Permitidme disentir; hay ensayos que resultan mucho más amenos que algunas novelas. Depende, como casi siempre, del autor: pongo un ejemplo de NO-Novela Fascinante: "En busca de Spinoza", de Damasio o "Alejandro" de Lane Fox, del que me quedó grabada una frase suya. Agradece a un profesor, que le enseñó que la historia no tiene que ser aburrida para ser cierta (lo cual es aplicable a cualquier otra materia)
Centrándome ya en Muñoz Molina, al contrario que a Isi, me resulta muy apetecible La Córdoba de los Omeya; el segundo título no lo conocía.

P.D: vuestro gato además de una preciosidad, es un auténtico profesional del posado. ¡Me tiene alucinada!

Homo libris dijo...

Lammermoor, coincidimos plenamente. Cuando me refería a que la novela se presta a ser más amena que el ensayo, me refería -claro está- a que por su propia concepción busca, además de poder profundizar en sentimientos, dilemas morales o algún que otro tema, la propia diversión del lector. En el ensayo no siempre ocurre esto, aunque es cierto que hay ensayos que resultan divertidísimos (no hace mucho ya os comentaba algo sobre otro de la evolución humana que me había encantado, y con el que me había divertido como si estuviera viendo un documental o una película sobre el tema). Es como en las novelas históricas: resultan amenas, divertidas, interesantes e instructivas, pero como un buen libro de historia, si está bien escrito, no hay nada.

Por cierto, tomo buena nota de los ensayos que citas, los pongo en el punto de mira.

En cuanto al gato, jejeje. No os lo creeréis, pero no lo busco para posar. El otro día le puse el libro encima, a modo de atril, porque llevaba a mi lado desde que me puse en el ordenador. Hoy, igualmente, se ha tumbado al lado, así que he tomado la cámara y ¡zas!, foto y al blog. A ver con qué nos sorprende en la próxima entrada :)

Saludos.

R. dijo...

De Muñoz Molina tengo El viento de la Luna en lista de espera (lamento no haberlo encontrado en una edición de bolsillo, no por el costo sino por razones "estéticas" en relación con los otros títulos que dispongo, je).

A Córdoba de los Omeyas le sumaré El dueño del secreto en mis futuras incursiones librescas (vaya que se trata de un escritor prolífico). Tus reseñas, Homo libris, son una invitación para leerlas. De momento, Murakami concita toda mi atención.

Saludos,
R.

Carmina dijo...

Comence con mal pie con este autor, no recuerdo cual fue el primero que lei, porque recuerdo que era cortito y estaba ambientado en Magina aunque igual eso no ayuda mucho porque se que ha ambientado otros, cuando no ha quedado en mi mente es que no me gustaria mucho, el que si quedo grabado a fuego en mi mente, fue el jinete polaco, no pude con el despues de año y medio intentandolo, para mi verguenza quedo el marcapaginas hacia mitad del libro y no lo volvi a coger mas que para sacarle el polvo... y cuando me doy cuenta me repele el volverlo a coger, despues, como dice mi amiga como soy masoca me lei dos mas, Plenilunio que Isi tiene en previsiones, y Beltenebros, y ya no me volvio a llamar la atencion hasta el otro dia que viendo la reseña de Isi se abrio una lucecita y apunte con mi pluma temblorosa por el recuerdo del polaco, el titulo, y hoy tu nos traes dos titulos a cada cual mas atrayente... asi que ahora con la pluma mas firme, apunto los dos, y espero que se me quiten los temblores que me recorren la espalda cada vez que Don Antonio Muñoz Molina se cruza en mi camino

loquemeahorro dijo...

Buenas recomendaciones, me apunto la primera.

Estoy de acuerdo con Lammermoor, bueno yo tengo menos referencias, pero sí que prefiero un (buen y ameno) ensayo a la novela histórica.

Isi mujer ¿por qué no nos vas a comentar un libro de texto? parece súper ameno, ya me lo estoy imaginando.... (umm.. lo mismo lo pongo en mi blog....)

Isi dijo...

Bueno, tengo que decir que reconozco que un ensayo puede gustarte. Más que nada porque me acabo de acordar de uno que tengo en casa, titulado "La mente del caballo" de una señora muy famosa por estos mundillos (que además tuve la suerte de ver en la facultad), libro ameno e interesante que habla del comportamiento de los caballos; en contraposición con la parte de la asignatura "Etología animal", que me quise pegar un tiro cuando la cursé...

Bueno, homolibris, lo mismo tienes que transmitirme tus conocimientos adquiridos con esa próxima lectura tuya, para septiembre...

Lo del libro de genética no lo he entendido ni yo, así que no sé cómo lo voy a comentar... Una lectura densa, digamos...
Pero Loquemeahorro, "La biblia del Java" me ha encantado jijijijiji Te la recomiendo, a ver si te gusta ;)))

loquemeahorro dijo...

Jo, la Biblia del Java tiene momentos que te enganchan totalmente... a cualquier tipo de droga.
ah! que el gato está cada día más guapo!!!

Homo libris dijo...

R., sobre El viento de la Luna es una lástima que no encontrases el libro en edición de bolsillo (por curiosidad, he mirado y si que han existido dos ediciones así, pero es posible que hayan sido descatalogadas, por ser “de temporada”). Me ha llamado la atención esta aproximación espacial de Muñoz Molina, así que le echaré un ojo más adelante. En cuanto a estas obras, la verdad es que con El dueño del secreto me he divertido mucho, aunque es algo más ligera que otras obras del autor, y con Córdoba de los Omeyas he aprendido bastante, de forma amena, sobre esta ciudad que, como os decía, me encanta.

Carmina, hay veces que nos aproximamos a un autor en un momento no demasiado adecuado, no por un motivo especial, sino simplemente porque cuando lo leemos no nos transmite todo lo que podría. Con Plenilunio me pasó algo así, ya que el libro me pareció magistralmente escrito, pero no me transmitió nada más allá de esto. Sin embargo, esta pequeña fiebre “inter-blog”que estamos sufriendo en torno a Muñoz Molina creo que es interesante para animarnos a leerle. A ver qué tal tu reencuentro con el autor. Ánimo, y a por ello.

Loquemeahorro, ya nos contarás qué te parece el libro sobre Córdoba. Si te interesa la ciudad, y te gusta la Historia como parece, seguro que te encantará.

Isi, no sé si me llegarías a odiar si te dijera que entre mis espinitas clavadas está estudiar Biología y, en particular, la Etología. Tengo unos cuantos buenos libros sobre la materia (como los del genial Konrad Lorenz), y siempre que puedo me acerco a algún tratado sobre el tema. Eso sí, coincido en que no es lo mismo estudiarlo que leer obras de divulgación más o menos profundas, y por gusto. Así que este La mente del caballo, que parece tratar sobre esto, puede ser interesante, máxime por lo que dices. Me lo apunto, aunque me gusta particularmente el comportamiento de especies en libertad :)

En cuanto a La Biblia del Java, tanto Isi como

Loquemeahorro, sin duda es un tratado a la altura de algunos libros que versan sobre tecnologías .NET, o nos descubren los entresijos de un buen Oracle o un Linux ;)

¡Ah! Lupi os agradece, a todos y a todas vuestros piropos (él sí es políticamente correcto, mientras que yo, como , sabéis intento serlo meramente desde el punto de vista estilístico y lingüístico, y no marco diferencias de género que, por sí, me parece que llevan precisamente a hacer el sexismo más marcado). Eso sí, Loquemeahorro, desde que leyó tu cuento está deseando que le compre unas botas…

¡Saludos!

Anónimo dijo...

No puedo dejar de hacer un comentario para animar a leer Córdoba de los Omeyas. Es un libro maravilloso,paseas por las calles de Córdoba en la época de los árabes y te suenan las campanas y los rezos, paseas por las mezquitas y por ese conjunto de calles blancas, es estupendo.
A mi me gusta mucho Antonio Muñoz Molina y recomiendo también "El jinete Polaco"
Buena lectura
Teresa

Homo libris dijo...

Buenas, Teresa.

Me alegra que animes a nuestros amigos a leer este libro de Muñoz Molina. A mí también me ha encantado, como ya has leído, y es cierto que te lleva a Córdoba, a conocerla en profundidad.

En cuanto a El jinete polaco, ya sois muchos quienes lo habéis recomendado en este y otros blogs, así que tomo buena nota para ponerlo en la lista de pendientes.

Saludos.

Anónimo dijo...

Yo creo que uno de los mejores libros que he leído, ha sido El Jinete Polaco, yo creo que te gustará mucho.
Ya tengo ganas deque lo leas y lo comentes.
Un saludo
Teresa

milibreria dijo...

Acabo de retirar los libros de Muñoz Molina del parabán, pasan directamente a mi librero, a la cola de pendientes. Gracias por las recomendaciones.
¿Será que todos los amantes de libros tenemos un gato? Habría que hacer una encuesta por aquí...
Un saludo,
AD.

Homo libris dijo...

Ade, espero que te gusten cuando te pongas con ellos. En cuanto a los gatos lectores, la verdad es que no lo sé. Yo siempre he sido más de perros (tengo tres, en casa de mis padres), y la afición felina es más reciente. Aunque con el gatoperro Lupi me estoy enganchando a esto de los gatos. Obi está en un nivel más avanzado, es un gatogato de verdad cuya comprensión permanece fuera de mi alcance.

Podríamos hacer un día "la entrada de nuestras mascotas" y traerles aquí, a los blogs, jejeje.

Saludos.

maribel dijo...

Hola Homo Libris,
siento envídia de la insana por no haber leído ninguno de estos dos libros de Muñoz Molina, aunque como dijo R, , qué bien que me quede alguno por leer!!, me gusta la historia y me gusta saber más de este autor, así que a la OPL
(lo de envídia es adrede Azote, je, je...)

Estoy con Teresa en cuanto a la recomendación sobre "El Jinete Polaco". "El Viento de La Luna es otro de mis preferidos", y "Ventanas de Manhattan", este último como compañero de viaje a la Gran Manzana.

Es verdad que nos resulta fácil leer novela, pero como dice Lammermoor hay algunos muy amenos:
"Usos amorosos de la postguerra española" de Martín Gaite, ejemplo de como convertir una tesis doctoral en novela.

Y lo que dice Ade de los gatos, el tuyo posa como un pofesional, y en el blog de R, también hay gatos, ¿existirá un patrón?
Yo no tengo, aunque Roberto puede pasarse horas jugando cuando encuentra alguno ;-)

Pero bueno, ahora que Isi y Loquemeahorro están de vacaciones, te voy a llenar yo el panel!! ;-)
Revisita "lecturas Veraniegas" de Isi....

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...me encanta muñoz molina, lo comprare....un blog lleno de datos amenos y excelentes recomendaciones..........desde mis horas rotas, un fuerte abrazo y enhorabuena por el excelente trabajo...............

--- jose ramon...----

Homo libris dijo...

Maribel, Muñoz Molina tiene una racha de suerte. Con los comentarios de varios blogs debe estar vendiendo de lo lindo en los últimos días ;) Me alegra que lo añadas a la OPL, ya nos contarás tu opinión cuando llegue el momento. Yo también lo añado a la mía con vuestras recomendaciones. El jinete polaco ya está en ella, y El viento de la luna, que también me llamó la atención, tengo que buscarlo pronto. Me apunto Ventajas de Manhattan, y es que la vertiente neoyorquina del autor jiennense me es, de momento, desconocida. Tengo que tomar nota también de tu recomendación sobre Martín Gaite, ya que de ella leí únicamente Entre visillos y Lo raro es vivir, pero ninguno de sus ensayos.

En cuanto al gato, la verdad es que este posa siempre tumbado, jejeje. A ver si Obito se presta a ello y le saco alguna foto. Él sí que es un auténtico modelo felino. En cuanto al patrón, es posible que algo haya. ¿Tal vez la necesidad de ahuyentar en tiempos pretéritos a los siempre nombrados pero más temidos ratones de biblioteca?

Sobre la escritura de comentarios, tenemos que suplir la ausencia de las vacantes (como si algo así fuera posible) haciéndonos omnipresentes, jejeje. A mí, a ver si me dejan un rato tranquilo por las tardes para dedicarme a ello.

¡Saludos!

Homo libris dijo...

José Ramón, me alegra que te guste el blog y, por supuesto, bienvenido al mismo. Aprovecharé para conocer tu blog, Horas Rotas. Gracias por la visita y, por supuesto, por el comentario.

lammermoor dijo...

¡No doy a ello, que dicen por aquí! Tengo aún pendiente a Valle Inclán (tu entrada) pero los nuevos comentarios me hacen volver aquí.
Milibrería, a pesar de mi voracidad lectora, no tengo gato (ni tan siquiera un pez, como Gunnastranda)aunque como el gato de Homo Libris siga posando,¡quien sabe!
Respecto a Muñoz Molina, para mí es uno de los mejores escritores españoles de este siglo.
Carmen Martín Gaite es buenísima también; los "Usos Amorosos en el Siglo XVIII" y "Usos amorosos en La postguerra" no tienen desperdicio. Si te gusta la historia, "Macanaz, otro paciente de la inquisición" también esta muy bien. En general, cualquier libro suyo merece la pena.
¡Ah! ¿Decías que no habías leído a Delibes? Otro de los GRANDES. Estoy segura de que te encantará.
Os dejo, tengo que ir a recoger a mi hermana. Si puedo, le robo esta tarde otro poco (mucho) el ordenador-

Homo libris dijo...

Lammermoor, como siempre digo, los comentarios son lo que más enriquece a este humilde blog :) Tomo buena nota de todos los ensayos de Martín Gaite que mencionas. En efecto, me encanta la Historia, así que cualquier acercamiento a la misma, máxime si viene de una autora como ésta, es bienvenido.

En cuanto a Delibes, es imprescindible conocerle. Es uno de mis autores de cabecera, y uno de los que más admiro. ¡De mayor quiero ser como él! Je, je, je.

¡Saludos!

Azote ortográfico dijo...

La foto es preciosa porque Lupi lo es, evidentemente, pero eso que aparece a su lado son mis libros del máster y, tras el parón por motivos de salud, al verlo se me viene encima todo lo que tengo que estudiar y redactar, jeje.

De Muñoz Molina, además del libro de El dueño del secreto (que es mío, no es por nada), me gustó muchísimo Plenilunio. Lo conocí por motivos académicos hace ya algunos años, pero con él descubrí a un autor de excelente pluma y relatos sólidos que te absorbe como pocos. La Córdoba de los Omeyas lo tengo pendiente y, aunque sólo sea por pura nostalgia de mi tierra de adopción, tengo que leerlo pronto.

Ay, Maribel, ese "envídia" no es peor que el término que uso yo con algunos amigos en broma, "hembidia", jeje.

Saludos.

Homo libris dijo...

Bueno, no era cuestión de quitar los libros del máster, más que nada porque estaban sujetando a Lupi para que no volcase hacia el lado :D En cuanto a Córdoba de los Omeyas, querida dueña de El dueño del secreto, la verdad es que deberías leerlo, sí, y creo que te encantaría. Por cierto, que en uno de los libros que estoy leyendo ahora, y con el que me estoy partiendo de la risa, también aparece Córdoba en una etapa más reciente de su historia: la Guerra Civil Española. Lo de la risa es inevitable si hablamos de un libro de Juan Eslava Galán.

Saludos.

maribel dijo...

Tengo un lío!!,
Homo Libris en el post de Isi de Lecturas Veraniegas te contestaba:

La OLP (otros libros pendientes) se va a hacer tremenda con esta lista de Homo Libris, (Delibes y Matute entre tus favoritos -coincidencia!!-, si no lo has leído, de Delibes, para el verano prueba con “El Hereje”, Ismael le dedicó una entrada.
De Eslava Galán me encantó “En busca del Unicornio” ¿sabías que publica novelas sobre templarios con el pseudónimo de Wilcox?

Por lo que dices de antibelicismo no dejes de buscar “El Informe Brodeck”, o para mí una joya “La nieta del señor Lindh” ambos de P. Claudel )


No es que ahorre comentarios, es que al volver al de Isi, me dice que el comentario está pendiente de moderación, y le advierten de un posible spam, así que no se si lo leéis, sí es así pido el látigo para fustigarme yo sóla ;-(

Homo libris dijo...

Maribel, precisamente buscaba tu respuesta en el blog de Isi y no la encontraba. Pensé que estaría precisamente en moderación y preferí esperar antes de levantar la liebre de su ausencia ;)

De Delibes sí que leí El Hereje, que no me parece que esté entre las mejores del autor, aunque me gustó mucho, eso sí, y me parece especialmente emotiva al tratarse de su última obra como “autor vivo, pero enfermo”, antes de salir como un hombre sano que dejó al autor morir en el quirófano, como él mismo dijo en su día.

A Eslava Galán lo descubrí precisamente con En busca del unicornio, que nos leyó un buen día un profesor del instituto, tronchándose de la risa, pues lo había leído de una tacada la noche antes. Su seudónimo lo descubrí años después, curiosamente escribiendo en una revista de Jaén junto a unos amigos y compañeros de la radio. Es curioso que escribiese libros bajo ese nombre, Wilcox, cuando en realidad tanto en su obra como escritor de ensayos en su faceta de historiador como en la de narrativa, en la que siempre tiene espacio para su lado más humorístico, hace gala de una increíble versatilidad que la hace muy heterogénea.

Me apunto, eso sí, los libros de P. Claudel que me recomiendas, ya que ni los conocía, ni sabía del autor.

Saludos.

bibliobulimica dijo...

ste ensayo tan ensalzado (??? dudo si se escribe así pero he andado tan ocupada que me da flojera ver en el diccionario...si, aún en el de internet...espero que azote sea benévola conmigo si no es así) entra en mi lista del plan infinito en voz de ¡ya! y lo buscaré este fin de semana en la librería. Si no existe de este lado del mundo, ya lo encargaré a España con una amiga que dice que irá (del "dice" al "hace" hay trecho, habrá que ver...jijiji)

Homo Libris ¿ya le has comprado las botas a Lupi???

Ade, para tu encuesta te cuento que yo no tengo gato, tengo una perra golden retriever hermosa llamada Laika.

Lammermoor: ¿quién es Gunnastranda?

Azote: que te sea llevadero toodo ese quehacer que tienes acumulado ¡ánimo! y que acabes pronto ;)

Saludos a todos, y un abrazo para cada uno,

Ale.

Homo libris dijo...

Ale, aún no pude encontrar botitas de su número, pero todo se andará, je, je, je.

En cuanto al ensayo de Muñoz Molina, espero de veras que os guste, o me sentiré un poco culpable ante la expectación que se ha generado en torno al mismo ;) .

Saludos cordiales.

lammermoor dijo...

Ale, Gunnastranda es el protagonista de las novelas escritas por K.O.Dahl. Sobre él hable en Los detectives que surgieron del frío
Bastante mejores novelas que Millenium. Maribel leyó una de ellas y también le gustó mucho

Isi dijo...

Sólo que estaba leyendo los coments y veo que cuando me hubo alugno que no se publicó por si era spam (y otros que eran spam se publicaron, en fin...). Y que lo siento, pero en cuanto tienen algún enlace ya me los corta... sorry :((

Homo libris dijo...

Lammermoor, me lo apunto para mi lista personal ;)

Isi, ¿te refieres a tu blog o al mío? Cuando escribo comentarios en otros blogs y veo que entran en moderación de forma automática, suele ser por eso, porque he incluido algún enlace. No te preocupes si tardan en aparecer, o alguno te lo ha despistado el sistema, lo entiendo perfectamente.

En cuanto a Homo libris, el blog, los comentarios entran en moderación si están en una entrada con más de dos semanas de antigüedad. Lo puse así porque como son entradas menos comentadas habitualmente, para evitar posible spam. El resto de comentarios no están moderados :)

Saludos.

Isi dijo...

Lo decía por mi blog.
Pues es buena idea eso de las dos semanas, voy a ver si lo puedo hacer yo también (es decir; que le digo a mi novio si me lo hace jajajaja).

Por cierto, hoy estuve en la biblio buscando el de Jane Goodall que me recomendaste y está prestado, pero ya lo tengo yo localizado ;)
Y ya se que no viene a cuento de la entrada, pero he visto estas vacaciones un documental precioso sobre el impacto humano en la tierra. Se titula "home" y me apetece comentarlo en mi blog, a ver si me animo a escribir la entrada (seguro que ya lo has visto)

bibliobulimica dijo...

Homo Libris:

pues busqué a Muñoz Molina en fin de semana en las librerías y nada...tendré que esperar a que mi amiga viajera vaya a España y me traiga el libro (que ya está haciendo maletas, dice ;-) ¡yupi!).

Lammermoor:
¡gracias por el enlace!

Sigo tratando de ponerme al corriente....¡saludos a todos!
Ale

Homo libris dijo...

Isi, es lo que imaginaba, que iba por tu blog. Me da que usas Wordpress, por lo que en la moderación de comentarios no recuerdo que exista la opción que da Blogger de moderar únicamente los que han cumplido una cierta edad, jejeje (aunque es posible que pueda lograrse mediante la instalación de algún plugin). Lo que sí puedes es ajustar el número de enlaces que puede contener un comentario antes de ser mandado a moderación. Si tiene uno o dos enlaces, posiblemente se trate de un comentario normal, ahora bien, si tiene cinco o más, lo más probable es que sea spam, y entonces sí te interesaría filtrarlo y moderarlo.

Tomo nota del documental que me dices, Home, porque así a primera vista, no me suena haberlo visto. Sobre Goodall, ya me dirás qué te pareció el libro cuando te hagas con él, jejeje.

Ale, te digo lo mismo que a Isi: cuando te hagas con algún libro de Muñoz Molina nos contarás. Lástima que no se encuentre por allí, pero a buen seguro tu viajera amiga no tendrá el mayor problema para encontrar bastantes libros del autor, además en formato bolsillo.

¡Saludos!

Isi dijo...

Bueno, pues te lo recomiendo, aunque por mi parte no he sacado conclusiones esperanzadoras para la humanidad...
Creo que se estrenó hace unos meses en los cines (yo lo vi pirata, claro).
Ya tengo decidido comentar mis impresiones en el blog, a ver qué os parece a vosotros los informáticobiologoecologistas jijiji. Lo digo porque me dió la impresión de que la única manera era limitar el límite de descendencia de la población, tipo China. Bueno, ya me dirás tú.

Homo libris dijo...

Isi, la verdad es que aunque la esperanza es lo último que se pierde, en el caso de la Humanidad creo que la perdí hace tiempo. Por el camino que vamos no hay mucho margen para la salvación, ya sea en un momento remoto, o no tanto.

Aunque puede sonar algo apocalíptico, quienes me conocen saben que no soy "el típico ecologista" que anda dando el latazo, y al que todo progreso le parece mal. Ya sea por mi vertiente tecnológica, o simplemente porque creo que con sentido común, casi todo cabe, no voy predicando la destrucción por ahí. Pero sí es cierto que, al igual que hace 15 años ya hablábamos de la escasa sostenibilidad del mercado inmobiliario, y al final ha llegado el batacazo, hace tiempo que se habla del decrecimiento como una alternativa (puede que la única) ante la degradación del planeta.

En los años 60, George R.R. Martin escribió un libro divertidísimo, Los viajes de Tuf, con un trasfondo muy interesante. Os lo recomendé hace algo menos de un mes, con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, y lo cierto es que entre sus cuentos se plantea la solución que indicas: decrecer, consumir y despilfarrar menos, mantener la población estable... Es lógico, al fin y al cabo. Por muy grandes que sean, los recursos de la Tierra, y su capacidad de regeneración, son finitos. Si seguimos creciendo como hasta ahora, llegaremos a un punto insostenible, de no retorno, y lo pasaremos (o lo pasaran quienes estén por aquí en ese futuro, puede que no tan lejano) bastante mal...

Echaré un vistazo al documental, a ver si consigo verlo este fin de semana :)

¡Y gracias por la información!

Saludos.

Isi dijo...

Genial; publicaré la entrada el finde (bueno, da igual porque puedes comentar cuando te venga en gana).

Pues sí que estuvimos hablando del límite poblacional, pero esto no se puede hacer: en la generación del cambio (imagínate que mañana ya sólo podemos tener un hijo por pareja), ¿qué harán las empresas de pañales, de biberones, guarderías, y luego colegios, etc? Sería un caos! sobraría el doble de todos los productos! ¿cómo se haría? primero los de valencia, luego los de orense...? no sé, me parece que apenas hay soluciones y que lo que hacemos individualmente (reciclar e ir andando) no vale para nada.

Bueno, me pongo a escribir la entrada ahora mismo, por cierto!

Homo libris dijo...

Pues a ver si me da tiempo a verlo antes de que publiques la entrada, Isi, y puedo comentar con algo más de conocimiento de causa.

Sobre lo que me dices, por supuesto que sirve de mucho reciclar e intentar usar menos el transporte privado. De hecho, los problemas globales se acusarán más con la entrada de China (con un ingente población) en el capitalismo, y la adquisición de vehículos a motor y el incremento de consumo. Por supuesto, no tenemos autoridad moral para decirles que no actúen así, cuando el modelo occidental ha sido ese durante décadas.

Que baje la producción de pañales, o de otros productos, no tiene porqué llevar al caos, sino a la reestructuración. Sinceramente, he trabajado en muchas más tareas aparte de la de informático, y si mi sector fuese a menos, como ya ocurrió por otro lado hace años, no dudaría en buscarme otro oficio en el que fuese capaz de desarrollar una buena labor. No entiendo el derrotismo ni el "comunismo interesado" de los que en su día se enriquecieron y ahora que pintan vacas flacas requieren ayudas públicas para todo. Bueno, lo entiendo, pero no lo comparto ;)

En fin, que espero tu entrada para desplazar allí el debate, que se presume interesante :)

¡Saludos!

Homo libris dijo...

¡Vaya! No tendré que buscar mucho más el documental. Parece que está disponible en su página web para verlo a través de Internet.

Ya tengo película para mañana, jejeje. Os dejo por aquí el enlace, por si hubiese alguien más interesado en ver Home, una recomendación de Isi :)

Isi dijo...

te lo iba a decir: salió el mismo día en cine, en DVD y en youtube ¡gratis!

Homo libris dijo...

Sí, ya vi también las motivaciones para hacerlo, y el mecenazgo que hay detrás de la película. Estoy deseando sentarme a verla, ya os contaré.

Saludos.