domingo, 6 de septiembre de 2009

El cuarto sello

He roto la promesa no pronunciada de evitar intercalar más lecturas hasta terminar los libros que estaba leyendo, pero la invitación a aventurarnos en La carretera, de Cormac McCarthy que nos hacía Alienor desde su blog, The Lady of Shalott, ha terminado materializándose en mi caso este fin de semana. Así que aquí me tenéis, enganchado a una historia que resulta estremecedora no sólo por lo que nos muestra, sino por lo que queda oculto gracias a la prosa ágil del autor que nos sumerge en las tinieblas de un mundo destruido y esquilmado. No entraré a reseñar la novela porque llevo poco más de la mitad y, aunque posiblemente la termine hoy mismo, al fin y al cabo Alienor desgrana algo del argumento en su entrada. Sólo os digo una cosa: leedla, os la recomiendo incluso aun sin haberla terminado.

Debo decir que tengo una especial predilección por las historias apocalípticas (también por los naufragios y las islas desiertas, debe de ser parte de mi antisocial personalidad). Recuerdo con agrado el verano en que leí la vasta novela Apocalipsis, de Stephen King. En ella los supervivientes de una terrible plaga debían enfrentarse a los peligros de un mundo devastado, uniéndose en un viaje épico para destruir el mal que representaba Randall Flagg y su particular recreación de Gomorra, ubicada en Las Vegas. Sin embargo, aquí sabíamos a qué atenernos, por el contrario, en La carretera todo es incertidumbre. En cualquier caso, no es King el primero en mostrarnos una escena apocalíptica en la que el hombre deba descubrirse a sí mismo.

De las novelas apocalípticas que he leído, una de las más interesantes es Soy Leyenda, de Richard Matheson. Dejando de lado las numerosas versiones cinematográficas de la obra, las aventuras de Robert Neville y sus intentos de analizar las causas de la plaga que arrasa la población, convirtiéndola en una extraña versión del vampiro tradicional, me atraparon en su día. Isi nos trajo hace poco su visión de la novela, y personalmente no dejaría de recomendaros también El increíble hombre menguante, del mismo autor.

Aunque a Mary Shelley se la conoce fundamentalmente por su historia sobre su moderno Prometeo, Frankenstein, también publicó en su día El último hombre, una novela futurista (está ambientada en el año 2097) en la que la guerra y los desequilibrios sociales han sido el germen para que, nuevamente, un virus sea el causante de todos los males de la humanidad. La novela fue muy criticada en su época (la tildaron de “repugnante”), aunque para Shelley fue una de sus obras más queridas.

Poco tiempo después de la obra de Shelley, Richard Jefferies haría una dura crítica a la industrialización en su novela Después de Londres. En ella, Inglaterra aparece sumida en la miseria y sus ciudades sepultadas por un infecto pantano. Los supervivientes deben salir adelante olvidando sus costumbres y volviendo a un estadio superado: el del Medievo. Una sutil forma de indicarnos que no es posible el crecimiento sin límite que promete la tecnología sin dejar atrás algo imprescindible: nuestro espíritu, entendiendo por tal nuestra esencia vital y la relación con nuestros orígenes.

S. Fowler Wright presentaría, a mediados de los años 20 del siglo pasado, un mundo sumergido tras sufrir la Tierra un trastorno geológico a nivel global. En Diluvio: Un romance, las Islas Británicas quedan reducidas a un archipiélago en el que deberán sobrevivir Martin Webster y Claire Arlington, un abogado y una atleta que se enfrentarán a la falta de alimentos, los perros salvajes y los enloquecidos supervivientes a la catástrofe.

También dentro del campo de la ciencia ficción, John Wyndham publicó en 1951 El día de los trífidos, una novela en la que la humanidad queda sumida en la ceguera por la propagación de una plaga (lo que me recuerda a Ensayo sobre la ceguera, de Saramago, igual que, hasta cierto punto, la novela de Wright a La balsa de piedra, también del portugués, aunque ninguna de las dos son ciertamente novelas apocalípticas). Como los males nunca vienen solos, surge una nueva especie vegetal, los trífidos, unos seres dotados de cierta inteligencia y un afán conquistador digno de nuestra especie. La crítica de Wyndham se dirigió al uso de la biotecnología y a la industria armamentística.

El cine también ha recogido el interés que suscita el tema que nos ocupa. Desde las versiones cinematográficas de Apocalipsis o Soy leyenda, hasta la serie de "Mad Max" o películas de dudoso éxito comercial como "Waterworld", han intentado plasmar la incertidumbre y el sobrecogimiento ante el fin del mundo tal y como lo conocemos. Desgraciadamente, creo que algún momento no demasiado remoto (en tiempo geológico) llegará un día en el que, en efecto, todo cambie y desaparezcamos. Posiblemente las causas vengan de nuestra propia mano, si no minimizamos (revertirlo ya no es posible) cuanto antes los cambios a los que estamos sometiendo al planeta. Y eso sí que es escalofriante.

Para finalizar, quería dejaros con una de las historias apocalípticas que más me impactaron en la infancia. Se trata de la historia de Henry Bemis, un oficinista y empedernido lector, al que nunca dejan tiempo para leer (¿Os sentís reflejados? Je, je, je). Un Homo libris en toda regla, que a buen seguro tiene muchas de las pequeñas manías que tratábamos en la anterior entrada, y que un buen día se encuentra solo en el mundo y con todo el tiempo del ídem para leer. Sólo os digo que el final del episodio "Suficiente tiempo al fin" me estremeció en su día, y que es la historia de la serie "La dimensión desconocida" que más he recordado a lo largo de los años. Que la disfrutéis.

¡Feliz lectura, hasta el fin de los días!








Actualización (07/09/2009):

Tras terminar la lectura de La carretera una sensación de desazón me invade plenamente. El horror del libro no está tanto en lo que nos narra, sino en la pesadumbre que se abate sobre los personajes y, por extensión, sobre nosotros. En un mundo sin esperanza, el instinto de supervivencia se sobrepone al deseo de la muerte como único descanso posible. Pero es mejor que lo leáis. Me reafirmo en la recomendación del libro.

Si tuviera que elegir una banda sonora para el libro, sin duda alguna escogería "The Cry of Mankind", de los británicos My Dying Bride, como tema principal. Y posiblemente lo haría seguir con "It will come".
The sun will die on us tonight
The days are gone for everyone
The holy cry
Forever night
What have we done?
Who killed the sun?



¡Y cuidado con los posibles spoilers sobre el capítulo de "La dimensión desconocida" en los comentarios ;)

34 comentarios :

Azote ortográfico dijo...

Alienor el otro día y tú hoy me estáis tentando con La carretera más de la cuenta. A continuación, además, volveré a ver en un momento ese capítulo de "La dimensión desconocida"; cuánto me gustaba esa serie.

Mandarte saludos teniéndote enfrente se me hace muy raro, pero cumpliremos, pues.

¡Saludos!

Homo libris dijo...

Curiosamente, la distribución espacial hace que me tengas frente a ti, y yo te tenga a mi lado :P

Pues nada, saludos, saludos ;) Me vuelvo a leer un rato, y sí, deberías hincarle el diente cuando tengas oportunidad, creo que te va a gustar ;)

Besos.

@scen dijo...

Te agradezco que me des a conocer una serie de la que ignoraba su existencia. El final me ha parecido de un dramatismo terrible. Cuando el pobre hombre y yo nos las prometíamos tan felices, lo de las gafas ha sido una auténtica canallada. He estado a punto de llorar y todo.

Besos.

Homo libris dijo...

Je, je... Tras ver el final, Ascen, comprobaréis por qué el capítulo en particular se me quedó grabado en la memoria. No lo había recuperado hasta hoy, pero el ritmo de la historia y el dramático final son exactamente como los recordaba.

Además, es una serie mítica, os recomiendo seguir indagando en ella si os ha gustado el capítulo en cuestión.

Leox dijo...

Para usted todo mis respeto y admiración , homos libris.
Lo encuentro un lector completo en todos los sentidos.
Saludos

César dijo...

Compartimos gusto por la literatura y cine apocalíptico. Desconocía varios de los títulos que mencionas, e intentaré subsanarlo en breve.

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Dios mío, voy a empezar a pensar que tengo don de gentes o poder de convicción , ja, ja, ja! Luego, cuando os recomiende algo que no os guste nada, me haréis ostracismo... T-T ;)

Tengo varias cosas que decirte. Primero, que espero que te guste "La carretera", claro. Segundo, que "Soy leyenda" es un libro tremendo. En casa somos muy fans de Matheson y si bien la adaptación última al cine es una basura, adoramos la clásica de Vincent Price "Last man on Earth", que ahora la han editado en dvd como "Soy Leyenda". ¡Larga vida a Vincent Price! Ya. ^^
¡Jo, también has leído "El día de los trífidos"! A mí me pareció super entretenida. ^^

Y, por último: ¡"La Dimensión Desconocida!" ¡Nos encanta esa serie! De hecho, es la favorita de Manu, mi chico. Tenemos hasta muñequitos de varios capítulos, ¡ja, ja, ja! Y Manu lleva tiempo pensando en tatuarse en el antebrazo las letras clásicas de Twilight Zone. O eso, o un dibujo que tenemos precioso de Vincent Price. XD ¿Sabes que muchos guiones de la serie estaban firmados por Richard Matheson y por Bradbury? De hecho y si mal no recuerdo, creo que el guión del capítulo que nos has enseñado es de Matheson. ^^ ¡Qué final más tremendo!
¡Un saludo!

Isi dijo...

Hola!
No tengo tiempo de ver los vídeos de esa serie, pero estoy escuchando esta música gótica-satánica-heavy que nos has puesto para indicar cómo es el libro.... yo ya no sé si podré dormir sólo con la música. ¿Reflejará la peli ese desasosiego?

En fin, ya van entrando ganas de leer el libro. De los demás que comentas sólo he leído "Soy leyenda" (gracias por el enlace), y es que te deja hecho polvo, porque el final es terrible, y mira que él intenta curarlos, investiga según sus medios se lo permiten... él no quiere matarlos; sólo quiere que vuelvan a ser hombres.
Bueno, me voy a dormir la siesta, que hoy amanecí a las 5... Besos a todos!

Hilario dijo...

Gran tipo este McCarthy. Yo también disfruté con "La Carretera", y tengo ganas de coger otro suyo.
Un saludo.

Homo libris dijo...

Leox, sin lugar a dudas compartimos el mismo afán lector que tantos otros amigos “blogueros”. ¡Nos leemos!

César, espero que te gusten los títulos que aún no conocías. Sin duda complementarán el buen repaso que diste no hace demasiado tiempo a los libros de temática zombi. ¡Ya nos contarás!

Alienor, creo que has llegado justo antes de mi actualización comentando que ya había terminado la novela. Me ha encantado, así que (de momento) tienes carta blanca para seguir recomendando títulos así :)

En cuanto a Soy leyenda, coincido con vosotros. La versión de Vincent Price no tenía eso (precio XD), aunque las últimas versiones de novelas que estoy viendo, incluida por supuesto la de Soy leyenda, dejan mucho que desear. Lo que no sabía es que este capítulo tenía un guión de Matheson (aunque sí que Bradbury y aquel eran guionistas habituales de la serie). El caso es que no me extrañaría, porque la trama y el desenlace son geniales :) Y que tu chico no dude: el dibujo de Vincent debe quedar genial ;)

Isi, no es música gótica-satánica-heavy, jo… es Doom Metal, pero etiquetas aparte, ¿a que la música es estremecedora? Pues así es la sensación que me ha acompañado durante toda la lectura del libro… ¡Es genial!

En Soy leyenda, coincido contigo en que es un libro tremendo, y que el final es simplemente perfecto :) Ahora descansa, que creo que con lo del examen te hace buena falta.

¡Besos y abrazos!

Homo libris dijo...

Hilario, creo que hemos escrito a la vez. Me alegra que te gustase la novela, yo estoy deseando conseguir otros libros suyos :)

Saludos.

loquemeahorro dijo...

¡Una vez más, qué entrada más completa!

De Soy Leyenda solo conozco la versión cinematográfica con Charlton Heston, que me gustó bastante.

Qué curioso, de La Carretera hizo EstoDeVivir una crítica demoledora, me leeré la de The Lady of Shalott para comparar.

A mí de los libros apocalípticos, el que más me gustó hace años fue "La peste escarlata" de Jack London.

El capítulo no puedo verlo, pero por los comentarios sospecho que en Padre de Familia le hicieron su correspondiente plagio/homenaje, aunque en este caso, la protagonista era una neurona de Peter :-)

Elwen dijo...

Creo que visto más cine apocalíptico que libros leídos pero bueno algún día caerá algo solo necesito "tiempo", aunque visto el final de ese capítulo de "La dimensión desconocida" más vale darme prisa. Pobre hombre, todo le pasa.

La Belle Dame Sans Merci dijo...

Rápidamente y corriendo porque me voy a comer y currar (os comentaré a todos en mi blog a la noche): ¡My Dying Bride! ¡Los adorooooooooooooooooooooooo! XDDDDDD Desde que los ví con trece añitos teloneando a los Maiden y salieron al escenario a través de una humareda blanca, todos de negro impoluto, y el cantante exclamó: "Hello, Pamplona. We are My Dying Bride." Y el violinista comenzó a tocar: amor a primera vista. ^^
¡Hasta la noche!

Homo libris dijo...

Loquemeahorro, la versión de Heston es, sin duda, mucho mejor que la de Smith :) Hace mucho que la vi, pero la recuerdo con agrado.

¡Es cierto, sabía que alguien más había comentado la novela pero que no le había gustado demasiado! Era Estodevivir, y acabo de releer la crítica y los comentarios que escribimos. Estoy con Roberto, de los guisantes, en que es una novela oscura pero que nos debería hacer pensar del camino que estamos tomando. Si fueran ríos, diría que nuestra actual actitud respecto a la naturaleza es un afluente que nos llevará a la corriente principal de esa carretera sin retorno...

El cuento de London que comentas no lo he leído. Veo que lo relación con Antes de Adán una de sus novelas más curiosas (aunque no es de mis preferidas). Hay una versión on-line para leer, así que voy a ver qué tal está. ¡Gracias por comentar sobre su existencia!

Huy, qué curioso lo que dices sobre Padre de Familia. ¿Así que una posible versión de este capítulo? Voy a ver si la localizo. ¿No te aparecen los visores de vídeo? ¿Si te paso los enlaces podrías verlo en Youtube?

Homo libris dijo...

Je, je, Elwen, la verdad es que el hombre tiene una mala suerte... A mí me dejó completamente "planchado" el final del capítulo.

Te animo a adentrarte en este libro. Eso sí, procura estar bien de ánimo antes de entrar en La carretera :)

Homo libris dijo...

Buenooooo... En Granada no tuvieron una acogida muy multitudinaria. Me apena, pero fueron unos incomprendidos cuando fueron de teloneros de los Maiden (y mira que "The X Factor" fue un disco bastante oscuro, pero ni por esas).

En cualquier caso, son una de mis bandas preferidas (y es que estoy hasta cierto punto anclado en la música de los '90... My Dying Bride, discos como "Draconian Times" de Paradise Lost, "Wolfheart" de Moonspell u "October Rust" de Type O Negative... Ains, el Gothic/Doom... ¡Para cuando el anhelado otoño! :D

maribel dijo...

Hola Homolibris
menuda entrada!!, no me da tiempo de seguirte,

Hemos estado viendo la serie de Big Bang...( con subtítulos of course) , y ahora nos presentas otra nueva, uff....

Gracias por las menciones al Guisante. ;-)

Tenemos pendiente Meridiano de Sangre de McCarthy. Supongo que ya conocéis el estreno de la versión de La carretera con Vigo Mortensen, tiene un aspecto inquietante...

Del resto de libros, sólo he leído los de Saramago, y la peli que menciona Loquemeahorro, tengo laguna en este tipo de lecturas, apuntaré cómo no, y además tengo que repasar tus post para leer los cuentos que enlazas en los comentarios ( me encanta!!), He conseguido dos nuevos de Jack London, ya os contaré...

Alienor, si, tienes poder de convicción, jejeje.

Y en cuanto a cumplir la promesa, a mi ya se ma han colado más de 10 libros este verano por vuestras recomendaciones, gracias!!
Nos leemos ;-)

loquemeahorro dijo...

"Antes de Adán" también me encantó en su momento, pero ha llovido bastante.

Bueno... tú imagínate, que fue en la prehistoria :-)
(perdón por este chiste)

Pues en ambos cuentos, o novelas cortas, o lo que sea, me parece que llega un momento que no se le ocurre nada más y hace algo súper novedoso ¡se acaba!

Sí, en vez de intentar explotar la idea más y más, se acaba y ya está (qué grande era Jack London)

Lo de no ver videos, oir canciones es por prohibición laboral, no por motivos técnicos.

Lo de Padre de Familia era solo un minuto y medio, pero sospecho que era lo mismo. Pero ya se sabe que Padre de Familia contiene unas 500 referencias a otras cosas por capítulo (por eso me gusta, sospecho)

Homo libris dijo...

¡Hola Maribel!

¿Qué os está pareciendo “The Big Bang Theory”? ¿Os resulta divertida? Yo sigo avanzando con mis Microsiervos XD.

A McCarthy le tenía ganas por vuestra reseña de Todos los hermosos caballos, pero la mención del horror de La carretera hizo que tuviera que hacerme con él. Ahora seguiré explorando la obra del autor, porque merece realmente la pena. ¿Con qué libros de Jack London vas a ponerte? (Je, je, qué cotilla).

Loquemeahorro, fue en la prehistoria, y de qué manera… XD La verdad es que London tiene algunas historias bastante peculiares (además de las que transcurren entre buscadores de oro y el mar, que son las más conocidas). Me gustó muchísimo Martin Eden en su día, y El peregrino de las estrellas me pareció ciertamente original. En cuanto a la forma abrupta de terminar las historias… sólo hay que ver la forma en que murió para darse cuenta de que era algo que llevaba muy dentro de sí :)

Creo que sí, que buena parte del interés de Padre de Familia reside en esas tropecientas mil referencias por capítulo, sazonadas de ironía, crítica y un poquito de mala uva.

¡Saludos!

R. dijo...

Homo libris:

A mí la postapocalíptica La carretera me pareció efectista y sensiblera.

Dios no existe y nosotros somos sus profetas. Siempre me llamará la atención esa frase de la novela.

Saludos,
R.

Elwen dijo...

Lamento el problema que ha habido con el sistema de comentarios, últimamente me da un poco la lata. De todos modos, no se ha ido al cementerio de los comentarios olvidados sino al del spam, los dos. He aprobado el primero y borrado el segundo. Hace una semana que me estan dando un poco la lata, miraré a ver si es algún plugin que actualizamos.

De momento y por suerte, tarde o temprano aparecen en alguna parte.

Homo libris dijo...

R., como efectista, a mí me llegó el episodio de la Coca Cola XD Sin embargo, y aun así, me encantó la sensación de pérdida que provoca con un elemento tan sencillo ;)

¿Leíste algún otro libro de McCarthy? ¿Por cual me recomendaríais seguir?

Elwen, con el segundo comentario en tu blog comencé a sospechar de un filtrado y no de una pérdida. ¿Usáis Askimet para la gestión de SPAM? Es el que uso en Lobosoft desde hace años sin mayor problema (de momento) :)

Saludos.

R. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
R. dijo...

De McCarthy sólo he leído 3 libros más, aparte de La carretera. Ninguno de ellos de temática postapocalíptica.

Intuyo que has visto la versión fílmica de los hermanos Coen de No es país para viejos (con el título de Sin lugar para débiles). Creo que el libro no tiene desperdicio, así hayas visto la película.

A mí me impactó Meridiano de sangre y defraudó El guardián del vergel. Si te animas a leerlas, quizá al final pienses absolutamente lo contrario. :)

R.

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Ja, ja, ja! El Gothic/Doom era lo mejor de los noventa, ¡sin duda alguna! Coincidimos también en gustos musicales, porque soy fan de Paradise Lost, Type o Negative y ¡ah, mis Moonspell amados! ¡Lo mejor del Metalway de este año, qué fantástico concierto! XD Tuve la suerte de hacer una entrevista a Fernando Ribeiro hace unos años para un programa de radio que teníamos unos amigos y es una persona encantadora, amable y culta. Todo un caballero.

Y ya que estamos hablando de cine de género también de medio lado, os paso un enlace. Es el corto que hizo el año pasado mi chico con su amigo Octavi Espuga. Han quedado finalistas en varios certámenes importantes. La idea original, el guión, la fotografía y parte de la producción es de Manu. A ver qué os parece (aceptamos críticas, que conste). ^^

http://www.youtube.com/watch?v=n1TsO8x5fZk

¡Un saludo!

César dijo...

A tu listado de apocalipticas novelas, te añado y recomiendo "The postman", de David Brin, traducida en estos lares como "Mensajero del Futuro".

Te dejo en enlace a las reseñas del libro, con las que inauguramos el Bibliófilo Enmascarado hace ya casi un año:

LEYENDO

RESEÑA

Homo libris dijo...

R., por lo que he visto, curiosamente la película de los hermanos Coen se tituló en España también como “No es país para viejos” y, sin embargo, se le dio el título de “Sin lugar para débiles” en Latinoamérica. Tomo nota de los libros que me comentas, así como del que comentó Roberto en El Guisante Verde Project.

Alienor, parece que también tienes algo de brujilla. Creo que fue en tu blog que dijiste que tenías la intuición de que nos llevaríamos bien (a raíz de algún detalle en algún comentario), y las coincidencias se multiplican. Además de los grupos musicales, ahora dices que hicisteis un programa de radio hace tiempo… Bueno, en mi caso se llamaba “Bajo Cuerda” y era un programa de radio junto a un fanzine musical. Gracias a él pudimos entrevistar a bastantes bandas, y aunque el señor Ribeiro no fue uno de ellos, si que estuvieron presentes el señor Dani Filth (cosa así de la cuarta parte en tamaño que el portugués :D), don Andre Matos o los hermanos Cavalera, entre otros.

Acabo de llegar a casa y vengo reventado, así que he entrado para contestaros por aquí y mañana haré ronda por vuestros blogs y veré el vídeo de Manu y sus amigos. Eso sí, a Azote le comentaba esta tarde que en la próxima subida al norte, a la Corona de Aragón, hay que localizaros XD

César, tomo buena nota de la novela de Brin. No me remonté tan atrás en El Bibliófilo Enmascarado cuando lo descubrí, así que aprovecho para visitar la reseña y ver qué se cocía por aquél entonces en vuestro blog. ¡Muchas gracias por la recomendación!

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Qué me estás contando! El mío se llamaba "Funeral in Carpathia", ¡ja, ja, ja! Y entrevistamos a gente como Dio, Doro... ¡Qué años!
Nada, nada; que cuando ustedes dos se acerquen por el Reino habrá que quedar. XD

A ver qué os parece el corto de Manu. ^^

¡Un saludo!

Homo libris dijo...

¡Hala! Yo a la diosa... esto, a Doro, la tuve al ladito en algún concierto, pero nunca concretamos entrevista alguna, aunque me habría encantado. Y el nombre del programa me encanta :D A nuestro segundo programa, ya en otra radio, queríamos ponerle "Two Minutes to Midnight" y comenzarlo a medianoche, pero nos cambiaron la hora a las 11, y terminó llamándose "La hormiga metalika". ¿El nombre?, una paranoia XD

El corto me ha gustado muchísimo; el final inesperado y "muy Chicho" XD La ambientación está muy lograda y, aunque el actor sobreactúa un poco en algún momento, consigue meterte en la historia. Por cierto, mi hermano tenía un radiocasete como el del corto ^^

Fulgida dijo...

No te he abandonado todavía; es que el Apocalipsis no es lo mío, ni en versión cinematográfica ni novelada :-S
De todas formas, he puesto La Carretera en la lista, por si lo veo por ahí.
Besos,
F. (Corrigiendo exámenes)

Homo libris dijo...

Muy buenas, Fulgida.

Bueno, creo que la novela merece la pena, por el ambiente que es capaz de recrear y por las posibilidades que ofrece para reflexionar sobre el rumbo que hemos tomado en nuestra relación con el medio y nuestros semejantes (casualmente, la siguiente entrada que acabo de publicar trata sobre este tema).

Ánimo, que ahora tienes un buen pico de trabajo con los exámenes. Que te sea leve y estés pronto nuevamente con nosotros.

Un beso.

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Nos alegramos de que te gustara el corto! Manu y yo también creemos que el actor a veces sobreactúa, pero estamos muy orgullosos en sí de su resultado. ^^ Ahora mi chico está trabajando en otro corto bastante rarito también, ¡je, je, je!

Y, por supuesto, si venís por el Noble Reino, tenemos que quedar. XD

¡Un saludo!

Homo libris dijo...

Jejeje, volvemos a coincidir (tanta afinidad me empieza a asustar), ahora en las apreciaciones sobre el corto. Ya nos comentarás cuando Manu lance el próximo, máxime si es así de "rarito" XD

A Madrid subiremos no dentro de mucho (especialmente Azote, que lo hará por obligación en este mes), y el desviarnos hacia el noreste espero que sea también dentro de poco. Desde luego, ambos tenemos ganas de volver por allí y conocer un poco mejor aquellas tierras (me quedé con todas las ganas del mundo de subir alguno de los fines de semana en que se celebró el Metalway de este año, pero no pudo ser con el trabajo y lo "cerquita" que estamos :D).

Por supuesto, cuando vayamos por allí habrá que quedar :)

Saludotes.