lunes, 24 de agosto de 2009

Ciento diez años

Tal día como hoy nació hace 110 años el porteño más universal. De nombre Jorge Francisco Isidoro Luis, Borges fue más conocido por Jorge Luis y las páginas que escribió, por más que él se declarase orgulloso lector antes que escritor, son algunas de las mejores que he leído jamás.

En su casa de Buenos Aires creció oyendo hablar en castellano e inglés, por lo que era bilingüe, un rasgo que unió a su amor por las letras, alcanzando logros tan tempranos como la escritura de su primer relato y de un esbozo de ensayo sobre mitología griega a los 7 años de edad y la traducción de El príncipe feliz de Oscar Wilde a los 9.

El círculo de escritores amigos con los que se codeó, entre los que se cuentan los inmortales Adolfo Bioy Casares (son memorables sus escritos a cuatro manos, en particular los publicados bajo el seudónimo de Honorio Bustos Domecq) y Silvina Ocampo, esposa de Adolfo, o el descubrimiento de Julio Cortázar, de quien publicó su relato Casa Tomada en la revista Anales de Buenos Aires, son breves fragmentos de una vida plenamente dedicada a la literatura, y que no está en el ánimo de éste quien escribe recoger. Lo que sí me gustaría es recomendaros la lectura del autor que constituye un referente en la literatura fantástica en castellano, a cuya obra se le pueden dar las más diversas lecturas, y que seguro disfrutaréis. A título personal, me encantan sus libros de cuentos: El Aleph es, sin lugar a dudas, uno de los más reconocidos, aunque no desmerecen La muerte y la brújula (en particular, el cuento Emma Zunz), El informe de Brodie o El libro de arena. De sus obras junto a Bioy Casares disfruté especialmente los Seis problemas para don Isidro Parodi.

Mi intención hoy no era otra que rendir cumplido homenaje a Borges, y dejaros con la entrevista que le hicieron en el programa A Fondo en 1976 (hay otra posterior de 1980 que también es posible encontrar en Internet) y que disfruté en su día sacándola en vídeo de la biblioteca pública (la verdad es que hoy día no se hace televisión así). Os dejo con la entrevista y, además, con la interpretación de su poema La lluvia a la voz de Jose Domínguez, El Cabrero.


La lluvia

Bruscamente la tarde se ha aclarado
porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
que sin duda sucede en el pasado.

Quien la oye caer ha recobrado
el tiempo en que la suerte venturosa
le reveló una flor llamada rosa
y el curioso color del colorado.

Esta lluvia que ciega los cristales
alegrará en perdidos arrabales
las negras uvas de una parra en cierto

patio que ya no existe. La mojada
tarde me trae la voz, la voz deseada,
de mi padre que vuelve y que no ha muerto.


17 comentarios :

maribel dijo...

HomoLIbris
prometiste Borges y aquí está, completa entrada con entrevista e interpretación incluida.
También para mi El Aleph es un libro a recomendar.
Desde luego era un niño prodigio, reconozco que me costó llegar a su obra, que lo primero que me gustó fue Ficciones y que su persona ha llegado a cargarme un poco, pero compartimos su pasión por la "bibioteca universal" ¿verdad? ;-)

El Guisante Verde Project dijo...

Un gran homenaje, si señor.

Tengo que admitir que Borges me desconcierta; por un lado escribe textos que te atrapan, que comunican rápidamente con el lector; en otras, confieso que más a menudo, se me escapa su intención última y me pierdo entre sus páginas. Me sucede también con Cortázar y Sábato.

Un saludo

Isi dijo...

Yo aún no he leído nada de Borges, ni creo estar preparada (cosa que confirmo con los comentarios guisantiles).

Homo libris dijo...

Guisantes, aquí está Borges, ciertamente, aunque como una breve enumeración de algunas de las obras que más me atrajeron cuando las leí. He preferido recomendaros la entrevista, y que sea por su propia voz que atraiga a la gente.

Es cierto que su obra es, en ocasiones, poco accesible, pero toda ella guarda en su interior la magia de las palabras. Es imposible leerle sin sentir que es uno de los grandes, y también sin saber que mucho se nos escapa. Pero bueno, he ahí las infinitas lecturas que pueden hacerse de su obra, y lo que hace posible que podamos volver a él sin cansarnos.

Esa biblioteca infinita que mencionas, Maribel, la recomendaría a Isi, junto al cuento que mencionaba, Emma Zunz.

Te animo, Isi, a descubrirle en alguno de sus relatos. Verás como sí estás preparada y, muy probablemente, los disfrutes. Toma nota al menos de ellos; yo ya lo he hecho con En busca de Tutankamon ;)

Saludos.

Isi dijo...

jeje bueeeeno
Es que relatoss... jo! Te prometo que mi próximo libro de relatos será este... pero no se cuándo leeré mi próximo de relatos ;)

estodevivir dijo...

Borges, sí señor,qué maravilla,siempre lo he disfrutado mucho, lo conocí tarde, de adulta y me fascinó,como dices, es uno de los grandes..la entrevista me lo revela como persona por primera vez, nunca lo había visto..gracias mil

Gww dijo...

Me sumo a tu homenaje. Para añadir algo a tu entrada, destacar tan sólo su papel en la introducción de Kafka en las fronteras del castellano e incluso su papel (¿leyenda urbana?) en la traducción de La metamorfosis.

Un abrazo.

@scen dijo...

Precioso homenaje a Borges. No obstante no es uno de mis autores preferidos.

¿Te importaría que el domingo que viene hiciera un enlace a tu entrada desde la mía? No dedico la efemérides a Borges, pero sí le nombro.

Un saludo.

Homo libris dijo...

Isi, al menos puedes leer alguno de los relatos de forma anárquica, buscándolos en la web. Verás como te resultan interesantes.

Estodevivir, me alegra que te haya gustado la entrevista. De este programa pueden encontrarse otras entrevistas memorables, como la que realizaron posteriormente a Borges o, dentro de los autores latinoamericanos, a Cortázar.

Gww, es cierto lo que dices. La labor traductora de Borges es encomiable, y según parece sí tradujo a Kafka. La traducción que comentas de La metamorfosis es la publicada, si no estoy equivocado, por la Editorial Losada.

Ascen, por supuesto que no me importa, sino que me honra, que incluyas un enlace a esta entrada en la tuya del domingo. Espero con ansia poder leer lo que vas a escribir, y la referencia al autor argentino.

Saludos.

loquemeahorro dijo...

Yo solo me he leído un par de cuentos, quizá porque era un autor que me imponía un poco, o porque como tantos otros, nueva se me ha cruzado en mi camino.
Pero me apunto tus pistas al respecto.

kozmicbooks dijo...

Me encanta "Funes el memorioso" es uno de mis cuentos preferidos.

¡Pocos cuentos me han hecho pensar como ése!

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Qué se puede decir de Borges que no hayáis dicho ya! Yo lo leí pasada ya la veintena y me enamoró y eso que, hasta entonces, ni me atraía ni me llamaba especialmente la atención. Pero creo que así ha sido mejor: si lo llego a leer antes, me hubiera perdido entre sus páginas. ^^ Y, por supuesto, El Aleph es más que recomendable. XD
¡Un saludo!

Fulgida dijo...

Yo de Borges, además de su obra literaria, conozco su obra de "filólogo aficionado" (la denominación es de Toscano, no mía), en concreto "El idioma de los argentinos" (1928), obra en la que sostuvo la existencia de una variedad argentina del castellano que propuso como modelo de lengua litearia. Esta tesis le llevó a un enfrentamiento (aunque no frontal, como es el caso de otros pensadores de su época) con Amado Alonso, quien era director del Instituto de Filología que actualmente lleva su nombre.
F.

Homo libris dijo...

Loque, sin duda alguna Borges es más que recomendable, y no hay que tenerle miedo alguno, así que te animo a hincarle el diente en cuanto tengas oportunidad, tiempo y, por supuesto, ganas :)

Alienor, posiblemente Borges no sea un buen autor para adentrarse en sus laberintos a poca edad. Leí un libro suyo (ahora ni recuerdo cuál fue) con 12 ó 13 años, y la verdad es que terminó por aburrirme. Poco después leería sus cuentos sobre Parodi bajo pseudónimo, y estos sí que me encantaron, como lo hizo esa extraña invención que descubrió Morel en la novela de Bioy Casares. Pero sí, pasados unos años volví a reencontrarme con él, empecé a leerle con más y más ganas… y a día de hoy es un autor que me encanta, ciertamente.

Fulgida, lo cierto es que Borges era más literato que filólogo, aunque su aproximación a esta disciplina fue constante en toda su vida. Coincido en lo de “filólogo aficionado”, que no tiene que ser necesariamente un término despectivo, sino todo lo contrario: denota su pasión por la lengua y la literatura.

Saludos.

Homo libris dijo...

Kozmicbooks, que se me pasaba el tuyo. La verdad es que Ficciones contiene algunos de los mejores cuentos de Borges, entre los que se cuenta el increíble Funes el memorioso, con su peculiar percepción de la realidad, los sueños y la memoria… Un cuento genial, que me apetece rememorar ahora, ya que no me ocurre como al buen Funes. Voy a ello, pues.
¡Gracias por recordármelo!

bibliobulimica dijo...

¡hermoso homenaje a Borges! y he disfrutado mucho de la entrevista ¡muchas gracias por incluirla!
Ale.

Homo libris dijo...

Ale, sin duda es uno de los grandes del pasado siglo y, posiblemente, de todos los tiempos. Me alegra que te gustase la entrevista; yo la disfruté muchísimo en su día.